PIRAGÜISMO

España seleccionará el equipo mundialista en abril

La Federación Española prepara controles selectivos para formar el K4 500 olímpico

Roi Rodríguez y Rodrigo Germade afrontarán en abril los test para formar el K4 500 metros de España.
Roi Rodríguez y Rodrigo Germade afrontarán en abril los test para formar el K4 500 metros de España.
España seleccionará el equipo mundialista en abril

El equipo español de piragüismo completó el pasado domingo en Sevilla la primera concentración de la temporada de cara a preparar la campaña 2018 y determinar el K-4 500 metros que realizará la temporada internacional a partir de mayo. Esta es la nueva distancia olímpica en Tokio 2020. 
La selección definitiva de la embarcación se realizará en el mes de abril en base a dos controles selectivos, uno de carácter individual, y otro ya sobre el K4, pero en el que se cambiarán los integrantes para buscar la mejor combinación posible. En la actualidad, en el equipo inicial están el cangués Rodrigo Germade, subcampeón olímpico el pasado año, y el tomiñés Roi Rodríguez, que deben buscar una plaza junto a Saúl Craviotto, Marcus Cooper, Carlos Garrote y Carlos Arévalo. Este último no figura en la selección inicial, pero todo indica que tratará de meterse en el equipo en el control selectivo previsto para abril. 
Estos test serán de carácter individual y en ellos estarán presentes los siete palistas mencionados y la Real Federación Española de Piragüismo tiene previsto ofrecer dos plazas más para los deportistas que estén interesados en intentar meterse en el proyecto. Por lo tanto, hasta nueve palistas podrán estar presentes en un control selectivo que se hará sobre las distancias de 400 y 200 metros. Estos test servirán de 'clasificatorios' para una segunda prueba, en este caso, sobre el K4. 
La prueba del barco colectivo consistirá en hasta 4 series con tripulaciones distintas. Una de ellas será la formada por los cuatro subcampeones del mundo de 2017 –Germade, Cooper, Garrote y Toro– y otro a criterio puro del seleccionador. Las otras dos combinaciones tendrán la base en los ganadores de los test sobre los 200 y los 400 metros. 
Tras analizar todos estos resultados, el responsable del equipo, Miguel García, determinará la embarcación que afronte las citas más importantes de la temporada a partir de mayo y que tendrán en el Mundial la prueba estrella. Además del K4 olímpico, los test también servirán para formar otras embarcaciones que compitan en las disciplinas no olímpicas y será clave en determinar si alguno de estos palistas se centra en el K1 1.000 metros, que también es una distancia olímpica. El tomiñés Roi Rodríguez, en caso de no estar en el K4 500, optaría por esta embarcación que, de hecho, es la que trabaja en los últimos años. 
En todo caso, con esta fórmula, la Federación Española de piragüismo ofrece una alternativa para que palistas que no están en el equipo nacional puedan aspirar a entrar en él.