SEGUNDA DIVISIÓN B

Ben Fisk lanza al Coruxo

El equipo vigués roza la salvación tras ganar al Tropezón con un 'hat-trick' del canadiense

Antúnez protege el balón durante un partido anterior del Coruxo.
Antúnez protege el balón durante un partido anterior del Coruxo.
Ben Fisk lanza al Coruxo

El Coruxo dio ayer un paso de gigante hacia la permanencia al imponerse con total merecimiento en el campo del Tropezón, penúltimo y cada vez más cerca de Tercera. Pese a que la segunda mitad fue más de ida y vuelta y el choque se descontroló en los minutos finales, los vigueses dominaron y se fueron de Torrelavega con los tres puntos gracias al 'hat-trick' del canadiense Ben Fisk.
En un primer tiempo sin mucha historia, el conjunto de Rafa Sáez mandó en el terreno de juego y generó todas las ocasiones de peligro. Ante un rival nervioso, impreciso y que apenas presionó, el Coruxo se sintió cómodo en el césped y pudo irse a vestuarios con una ventaja amplia en el luminoso. Sin embargo, sólo marcó Ben Fisk en los últimos compases del primer tiempo con un disparo desde el borde del área que se coló por la escuadra.
En la segunda parte, el Tropezón se vio con la urgencia de adelantar sus filas para voltear el marcador. Los vigueses, por su parte, se mostraron tranquilos y replegados en su campo para hacer daño al contragolpe. El conjunto cántabro movía el esférico en zona de nadie y fue incapaz de encontrar espacios ante un rival que tenía las ideas claras.
La primera ocasión del segundo acto llegó tras una tímida falta que blocó Iván con facilidad. Los locales respondieron con una acción individual de Iñaki, que ganó línea de fondo y forzó un córner. Fue precisamente en acciones a balón parado cuando los torrelaveguenses generaron algo de peligro. Cote, con un cabezazo tras un saque de esquina, tuvo el empate, pero la pelota se fuera por encima del larguero.
Los de Rafa Sáez, mientras, siguieron trabajando y desesperando al rival hasta que Ben, en el minuto 57, marcó su segundo tanto. En un contragolpe, el canadiense aprovechó una jugada por la banda izquierda de Pedro Vázquez para marcar a bocajarro y ampliar distancias en el marcador.
En un duelo con pocas ocasiones, el 0-2 enrabietó un poco a un Tropezón que lo intentó con más corazón que cabeza hasta el último minuto. Con balones colgados y segundas jugadas, los locales se toparon una y otra vez con un adversario concentrado y atento en las ayudas defensivas.
El guión del choque pudo cambiar a los veinte minutos de la reanudación, ya que Juan Fresno, con un buen lanzamiento de falta, estrelló el balón en el larguero. El cancerbero Brais, además, también se mostró muy seguro en las llegadas de los locales.
Con el encuentro roto, el Coruxo pudo marcar el tercero en varias ocasiones. Mateo tuvo un uno contra uno inmejorable, pero su disparo se fue rozando el poste. En otra llegada clara de los vigueses, el ex céltico Engonga desvió a córner en el último momento.
Los de Lolo Herrera también probaron suerte en el eje atacante y gozaron de una gran oportunidad en un cabezazo de Vitali tras un centro de Iñaki. Brais, con una soberbia estirada, evitó el gol, pero no pudo hacer nada en un barullo en el que Primo recortó distancias.
Luis Alberto, a la salida de un córner, rozó el empate en la siguiente acción, pero Brais volvió a aparecer con una magnífica intervención y, acto seguido, Ben Fisk se encargó de enterrar las esperanzas de los locales con un remate raso que superó a Iván y enmudeció el campo de Santa Ana.

Tropezón: 
Iván, Cote, Bustillo (Iñaki, min. 46), Borja (Primo, min. 54), Luis Alberto, Nacho, Fer, Igor Engonga, Vitali, Juan Fresno y Álex (Rafa, min. 46).
Coruxo : 
Brais, Angel, Aitos Aspas, Cifuentes, A. García, Cristobal, Pedro Vázquez (Rafa Mella, min. 57), Mateo (Antúnez, min. 64), Rubén Rivera (Salinas, min. 84), Alex Fernández y Ben Fisk.
Goles: 
0-1, min. 36: Ben Fisk; 0-2, min.  57: Ben Fisk; 1-2, min. 86: Primo; 1-3, min. 89: Ben.
Árbitro: 
Usón Rosel, colegio aragonés. Tarjetas amarillas a Nacho, Engonga, Luis Alberto, Primo, Ángel y Cifuentes.
Incidencias: 
Partido de la trigésimo segunda jornada del Grupo I de Segunda División B disputado en el campo de Santa Ana ante unos 600 espectadores.