MARÍA ORUÑA ESCRITORA, PRESENTA HOY EN VIGO “DONDE FUIMOS INVENCIBLES”

“Escribo una saga, no una trilogía, aún tengo muchos misterios para la teniente redondo”

Aunque viguesa de nacimiento y de residencia, María Oruña vuelve a localizar su última novela en Cantabria, la tierra de su padre.

María Oruña, con el cartel que anuncia la presentación de esta tarde en Vigo.
María Oruña, con el cartel que anuncia la presentación de esta tarde en Vigo.
“Escribo una saga, no una trilogía, aún tengo muchos misterios para la teniente redondo”

Ayer salió al mercado la tercera entrega de las aventuras de la teniente Valentina Redondo y esta tarde a las 19.30 horas lo presenta en El Corte Inglés. Con su novela recién colocada en las librerías, hizo un pequeño adelanto a los lectores de Atlántico, de esta aventura en Suances.

Es el tercer libro protagonizado por la teniente Redondo. ¿Supone una despedida?
No, no está pensado como la última entrega. Escribo una saga, que nunca concebí como una trilogía. Aún tengo muchas historias y misterios para que resuelva Valentina.


A diferencia de la anterior novela, “Un lugar a donde ir”, la acción se concentra en un solo lugar. ¿Por qué este cambio de estilo?
Quise hacer un guiño a la literatura clásica de misterio. Utilizo la puesta en escena típica y están todos los tópicos del género, desde un caserón antiguo a un ama de llaves. Hay un escenario principal con pocos personajes y una historia con un misterio muy potente. A lo largo de la novela hay constantes alusiones a los escritores de referencia.


En torno a la trama de ficción da muchos datos. ¿Dónde marca la línea entre imaginación y realidad?
Al final de la novela dedico un apartado a las curiosidades, donde explico lo que es real y lo que no. La mayoría de la documentación que aporta el profesor Machín lo es. El palacio del Amo existe. Está tapiado, pero entré un par de veces. Coincidiendo con la salida de la novela colgué en las redes sociales una foto vestida de época en el ático. A lo largo de la semana iré compartiendo más imágenes. Es una arquitectura increíble, supone un viaje en el tiempo. Los personajes como la actriz Jane Randolph o Jaime de Amos también son reales.


Con respecto a Valentina Redondo es evidente la evolución del personaje desde su presentación en “El puerto escondido”. ¿Fue por exigencias del guión?
Era una evolución necesaria, porque no podía permanecer estática, acabaría convertida en una caricatura. Valentina está tratada como una persona de carne y hueso, que madura y a la que le pasan cosas que le afectan. No todos los personajes están en el mismo momento de la vida. En el caso de Oliver pasó de una etapa algo deprimido en la anterior novela a ser un hombre risueño y alegre en esta. Manteniendo la esencia de cada uno, todos cambian y se adaptan.


¿Cómo se siente con un nuevo libro acabado y en el mercado?
Bien, muy satisfecha. Hice lo que quería y estoy contenta con el libro y con su desenlace, que además de los temas habituales como la responsabilidad en las consecuencias de nuestros actos, el final da respuesta a la cuestión que plantea desde el inicio: si existen o no los fantasmas.


Y ahora, ¿incluye su agenda esa novela pendiente localizada en tierras gallegas?
Desde “El puerto escondido” tengo intención de ambientar en Galicia una novela. Ya estoy trabajando en esa historia, pero también tengo material suficiente para una nueva aventura de la teniente Valentina Redondo.