Los partidos de la oposición en Vilagarcía (Pontevedra) denuncian 'actitudes antidemocráticas' del Gobierno local

Los tres grupos políticos de la oposición en el Ayuntamiento de Vilagarcía de Arousa (Pontevedra) se han unido para denunciar lo que consideran 'actitudes y comportamientos antidemocráticos' por parte del Gobierno municipal que preside el popular Tomás Fole.
Por primera vez en muchos años, los portavoces de las tres formaciones de la izquierda vilagarciana han escenificado en una rueda de prensa conjunta su malestar por 'la falta de respeto' institucional de la que el Ejecutivo local 'viene haciendo alarde desde que dispone de mayoría absoluta'.

Una falta de respeto que, en opinión del responsable de Izquierda Unida, Juan Fajardo, alcanzó su punto culminante en el último pleno de la corporación -que duró más de siete horas-, 'en el que directamente se cercenó la libertad de expresión'.

Los grupos de la oposición han criticado la actitud del alcalde, que impidió al portavoz de IU realizar una batería de preguntas al concejal responsable de Tráfico y Seguridad Ciudadana, a quien habían solicitado su comparecencia. 'Nosotros somos libres de hacer las preguntas que consideremos oportunas al igual que ellos lo son después de contestarlas o no', ha explicado Juan Fajardo.

Ante la imposibilidad de hacer uso de la palabra, los dos concejales de Izquierda Unida decidieron abandonar el pleno. Minutos después, tomaron la misma decisión los tres ediles del BNG al comprobar que la comparecencia del concejal de Tráfico se limitaba a 'una valoración política de los cuatro años del anterior Gobierno bipartito local', sin una sola mención a su actual gestión.

SIN INVITACIONES

Los portavoces de la oposición vilagarciana han denunciado también que, desde hace algunos meses, el Gobierno municipal no cursa las correspondientes invitaciones al resto de los partidos para ningún acto institucional ni protocolario.

'Consideramos que no se trata tan sólo de una falta de respeto hacia nuestras formaciones sino, sobre todo, hacia los miles de votantes a los que representamos', ha indicado el responsable local de Izquierda Unida.

Asimismo, los tres grupos han criticado que no están siendo 'puntualmente informados' de los asuntos a tratar en los plenos y en las comisiones informativas. La portavoz del BNG, Ana Lorenzo, ha interpretado que se trata de una 'estrategia para impedir' que desarrollen la 'legítima labor de fiscalización' que les corresponde como oposición.

MEDIDAS

Los responsables de los tres grupos de la oposición del ayuntamiento de Vilagarcía han coincidido en calificar sus críticas como 'un toque de atención' al Gobierno local.

'Si seguimos por este camino, podemos llegar a toparnos con actitudes casi dictatoriales', ha advertido Fajardo, quien espera que 'Tomás Fole y su equipo reaccionen'. De lo contrario, la oposición ha anunciado que tomará 'otro tipo de medidas'.

PSOE, BNG e IU han recordado al actual alcalde que durante sus ocho años en la oposición 'nunca se le negó el derecho a la libertad de expresión'. 'Parece lógico que ahora siga siendo igual', han concluido.