ASÍ LO ATESTIGUA EL ANÁLISIS SOLICITADO POR UNA DE LAS VECINAS AFECTADAS POR EL PESTICIDA

El lindano en Torneiros supera en cinco veces lo autorizado

Su padre es el único afectado 'reconocido'. Padece cáncer de piel que le produce llagas muy dolorosas y así lo reconocieron en la Xunta de Galicia.
El lindano en Torneiros supera en cinco veces lo autorizado

Ivana -la hija- a sus 30 años de edad, está casi ciega, tiene una enfermedad degenerativa y acaba de costear un análisis 'que pagué de mi bolsillo', dice, 'para demostrarle a la Xunta y al Concello que el lindano supera en cinco veces el nivel permitido'.

Esta familia vive en el Polígono de Torneiros sobre la zona afectada por el lindado vertido por camiones de la empresa Cooper Zeltia sobre los terrenos en los que actualmente se asientan el nuevo Centro de Día y el nuevo edificio construido para trasladar a los afectados del bloque 23, que como Ivana y sus padres, llevan 12 años luchando por un realojo. 'Los médicos me dicen que mis padres no pueden seguir viviendo aquí'y además, asegura esta joven vecina de Torneiros, 'no somos solo nosotros los que estamos en esta situación, sino que todas las personas que hayan vivido en el famoso bloque 23 están contaminadas por el pesticida' y de hecho, puntualiza Ivana, 'hay incontables afectados de cáncer de pulmón y estómago, leucemias, tumores cerebrales, nódulos de garganta y otros que ya fallecieron'.

En su día le prometieron una vivienda nueva que luego le denegaron sin explicaciones, 'los denuncié y estoy pendiente de la resolución judicial'.

El lindano estaba antes que las edificaciones y a pesar del tiempo transcurrido cuando llueve sigue aflorando a la superficie de los terrenos e inunda los sótanos de las casas 'afecta por inhalación porque es lindano puro', esgrime esta vecina, que ya recurrió a la Xunta y al Concello 'pero nadie quiere saber nada cuando se puede comprobar que la calidad de vida es deplorable', sostiene.

Asegura también que cada vez que se inunda la zona, tienen que convivir con olores nauseabundos, ratas, ranas y el lindano que sigue en la superficie. El tema está judicializado. Ivana solicitó abogado de justicia gratuita y hay más letrados asesorando a los vecinos del bloque 23, que intentan ponerse todos de acuerdo para demandar conjuntamente a la Xunta y al ayuntamiento. Y ante los nuevos análisis que pagó Ivana rechazan los realojos si son en Torneiros.n