VAL MIÑOR

Ferreira reúne la Comisión de Seguimiento del PXOM

Se abordará la cesión del contrato tras la venta de Eptisa a los chinos

Ferreira y Araúxo en una de las reuniones de exposición pública del documento en las parroquias.
Ferreira y Araúxo en una de las reuniones de exposición pública del documento en las parroquias.
Ferreira reúne la Comisión de Seguimiento del PXOM

El alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, pretende retomar el debate sobre el urbanismo local con reuniones periódicas en el seno de la Comisión de Seguimiento del PGOM que, lleva más de un año sin reunirse. 
Ferreira, que convocó la reunión para el 27 de septiembre a las 20 horas,  aprovechó a Junta de Portavoces para pedir a todos los concejales, así como al pedáneo y vocales de la Entidad Menor de Morgadáns , su asistencia y les instó a retomar su participación en la misma Comisión que abandonaron en julio de 2016. El alcalde garantiza que ahora si tendrán acceso a la información que soliciten y precisen. 
El regidor, que abogó por el diálogo y la transparencia, sostiene que la información será facilitada por el concejal de Urbanismo, Antonio Araúxo,  o en último término “por mí mismo, que para eso soy el presidente de la comisión”, garantizó.
Además en la reunión   se abordará también el contrato de cesión de la redacción del PGOM a 'Alfonso Botana S.L', creada por el  ex director técnico de Eptisa, tras la adquisición de esta empresa por una multinacional china. El arquitecto Botana estuvo en Gondomar para dar cuenta de la situación. A falta de los informes técnicos, Ferreira estima que la cesión "es viable" porque es una cesión directa. Nigrán lo tiene más difícil porque en su caso es la tercera cesión. Hay otros municipios en la misma situación, nueve en Pontevedra y 17 en toda Galicia. Licitar otro contrato nos podría paralizar el trabajo realizado hasta ahora, dijo el regidor. Botana y su equipo tienen controlada la planimetría y trabajo de campo", explicó.  
La ultima Comisión fue en julio de 2016. En aquella ocasión, PP e IXG la abandonaron, calificándola  de "paripé" y acusaron al bipartito de "despreciar sus sugerencias. El detonante fue la decisión del concejal de Urbanismo de presentar el avance a los colectivos vecinales y definir el calendario de exposición pública por las parroquias, sin estudiar las aportaciones de los grupos en el marco de la Comisión.