VAL MIÑOR

“Conozco esta zona muy bien, veraneé durante doce años en Playa América ”

Calleja en la sede del GES del Val Miñor ubicada en Nigrán junto a los bomberos.
Calleja en la sede del GES del Val Miñor ubicada en Nigrán junto a los bomberos.
“Conozco esta zona muy bien, veraneé durante doce años en Playa América ”

 El presentador y aventurero leonés Jesús Calleja (1965) se encuentra en el Val Miñor rodando un capítulo del programa televisivo “Volando Voy” con un equipo formado por 30 personas,  en homenaje a los incendios del pasado 15 de octubre y por el que dos vecinas de Chandebrito murieron víctimas de las llamas. Además de la comarca miñorana, también tomarán imágenes del municipio vecino de A Guarda, Oia y As Neves. Estarán hasta el domingo y celebrarán una fiesta de fin de rodaje esta noche en la plaza del Concello de Baiona siempre y cuando las condiciones lo permitan, en caso de lluvia barajan la posibilidad de celebrarla en el Auditorio V Centenario, en donde proyectarán al menos una decena de vídeos como producto de su estancia en la Rías Baixas. Este diario ha tenido la oportunidad de intercambiar unas palabras con el presentador que confesó estar maravillado con la riqueza paisajística de la zona. 

La mala climatología del pasado martes fue patente en Nigrán con lluvia y grandes bancos de niebla. Uno de tus compañeros de equipo no explicó que esa misma mañana vino pilotando su helicóptero desde León. ¿Cómo fue capaz de llegar cuando se llegaron a suspender vuelos comerciales?
Bueno la verdad que tengo muchas horas de vuelo, como los partes no eran buenos opté por entrar por el trazado del río Sil ya que las cordilleras estaban intratables. Mi experiencia me permite arriesgar pero siempre dentro de unos márgenes de seguridad. Tengo el listón bastante alto y nunca me he llevado un susto. Siempre supe donde están mis límites.  

En las redes sociales salió publicado un video en el que se le veía emocionado al encontrarse con las Islas Cíes. ¿De verdad le impactaron tanto?
La verdad que sí, fue increíble, tal y como comenté en el video fue como si me encontrarse inmerso en una localización de Parque Jurásico. De repente aparecieron entre la niebla impasibles, mi primera reacción fue alejarme de ellas, no quería interferir en la naturaleza viva de este enclave, ni con el helicóptero ni con el ruido del motor. Somos la única especie de la tierra capaz de cambiar la temperatura de un planeta pero yo opto por preservar la tranquilidad, es un entorno prácticamente virgen y hay que preservarlo todo lo que se pueda. Es increíble lo diferentes que son en cuanto a orografía se refiere. Si las miras de cara a la ría su paisaje es moldeado y suave, sin embargo si las observas desde la cara contraria se convierten en algo completamente diferente, con acantilados y zonas muy escarpadas.

¿Podría decirnos que es lo que más le gusta de esta tierra? ¿Y lo que menos?
No me puedes meter en ese aprieto, me gusta absolutamente todo. Parte de mi niñez la pase en Playa América y guardo unos recuerdos increíbles, seguramente de la etapa más feliz de mi vida. Durante mis repetidas estancias durante los meses de julio y agosto hice muchos amigos. La verdad que me gusta la gente de Galicia, es muy cálida y cercana. 

Si algo le caracteriza a usted es su versatilidad. Ha pasado de ser peluquero a aventurero, presentador, piloto de avioneta y helicóptero, e incluso ha escrito un libro. ¿Le queda algo por hacer?
No hay cosa más divertida en la vida que tener un plan, y lo que tengo claro es lo que no voy a hacer, como por ejemplo quedarme sentado en una silla viendo pasar el tiempo.   

Hablando de planes. ¿Tiene algo entre manos?
Pues la verdad que tengo muchos proyectos pero la gran parte  de ellos son televisivos y no los puedo desvelar. Pero puedo decir que uno de mis objetivos es formarme para pilotar submarinos y de hecho lo voy a hacer, me resulta muy divertida la idea. Yo siempre me agarro con fuerza a la cita que dice “el saber no ocupa lugar”.

Hemos hablado un poco de su viaje hasta aquí y de su vida, pasemos a su estancia. ¿Cómo se encontró la zona a su llegada?, me refiero en materia de incendios.
Te hablo por mí y en nombre de "Volando Voy", esto nos molesta y mucho. Hablamos de un fenómeno que arrasa con todo y condiciona el curso de las cosas y lo pero de todo es que en la mayoría de casos son intencionados, atienden a intereses económicos y es lo que no puedo comprender. Se lleva por delante la vida de animales, vegetación y personas. El suelo se contamina de tal manera que incluso afecta a manantiales, provoca riadas y tarda en recuperarse miles de años.

¿Cree que la Administración es muy blanda con este fenómeno?  
Por supuesto, las leyes en materia de incendios son muy laxas al respecto. Durante estos días aquí estamos viendo cosas que no entendemos, talas masivas, transporte de toneladas de troncos que no sabemos a dónde van, ni nosotros ni los vecinos. Se respira cierta incertidumbre mezclada con miedo. No nos parece normal que tengamos que ver como cortan árboles con brotes, no están muertos y tienen una segunda oportunidad que les es arrebatada por motivos económicos. Viendo esto sentimos que parte del ADN de "Volando Voy" aquí se va a perder porque mientras las cosas no cambien esto se volverá a repetir. 

¿Tiene en mente alguna propuesta para buscar un a posible solución a la problemática de los incendios?
Hay muchos países europeos en los que está terminantemente prohibido comerciar con madera quemada, es más, ni te permiten tocar absolutamente nada una vez apagan el fuego. De esta manera su regeneración es mucho más rápida que si dejas el suelo pelado. Repito que deberían de endurecer las leyes y mucho. Las cosas tienen que cambiar, es inconcebible comerciar con madera.