VAL MIÑOR

Baiona retoma la expropiación de la "casa de Teresina"

La tramitación prosigue con los informes técnicos posteriores a las alegaciones de la heredera

La vivienda está situada en una zona privilegiada del Casco Histórico Baionés, en una parcela de 700 metros cuadrados.
La vivienda está situada en una zona privilegiada del Casco Histórico Baionés, en una parcela de 700 metros cuadrados.
Baiona retoma la expropiación de la "casa de Teresina"

nnn Baiona llevó a pleno una vez más la tramitación para la expropiación de la "casa de Teresina", anexa al actual ayuntamiento y en donde tienen planteada la ampliación del inmueble municipal para reubicar el área de Urbanismo así como las oficinas del Área de Rehabilitación Integral (ARI). El Concello retoma la tramitación que se vio paralizada en varias ocasiones, la más reciente hace seis meses con el fin de dar contestación a las alegaciones presentadas por la propietaria de la vivienda del S.XVII. Con el nuevo proceso aprobado en el pleno de la semana pasada, con los votos a favor del PP, la actual dueña del inmueble agotó las vías de recurso desde el ayuntamiento con lo que ahora le queda el procedimiento judicial. Además fue la única que realizó objeciones sobre el Plan Especial de Protección del Casco Histórico Artístico (Pepcha), desestimadas ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. 
No es la primera vez que la problemática se debate en  una sesión plenaria, una tediosa negociación que comenzó en el 2011. Ya en febrero de 2014 se llevó a votación la valoración del inmueble, tasado en cerca de 400.000 euros. Una vez que se envió la resolución a la propietaria, ésta presentó una serie de alegaciones relativas al importe de la edificación por las que su vivienda valdría más de lo estipulado por los técnicos competentes. Además desde el Concello se procedió a la elaboración de un informe topográfico al no coincidir las dimensiones reflejadas en el catastro con las registradas en las escrituras de la propiedad. El alcalde Jesús Almuíña explicó que los puntos sobre los que se basaron las objeciones respondían a una serie de elementos que alterarían el valor final del conjunto arquitectónico, como por ejemplo un palomar existente en el terreno, unos camelios centenarios y el propio jardín. Almuíña mantuvo que algunas de los puntos se dieron como buenos mientras que otros se desestimaron.  Con todo el regidor mantuvo que el valor final apenas diferirá del inicial, situado en 397.000 euros.
Pese a que la actual dueña del inmueble, Mercedes Álvarez Acal, está luchando con uñas y dientes para mantener su herencia, el alcalde lo tiene claro y proseguirán con los trámites para  expropiar el inmueble. Los motivos esgrimidos por Almuíña son varios pero el principal radica en que la “casa deTeresina” y el consistorio partieron de una misma propiedad, de hecho comparten jardín interior, que se pretende hacer público, además de la proximidad entre construcciones. Por otra parte y ante la posibilidad de ampliar el ayuntamiento hacia la zona nueva, el alcalde mantuvo que la prioridad para el gobierno es la de llevar toda la gestión municipal desde el Casco Histórico, buque insignia de la villa. “La zona antigua de Baiona funciona como corazón comercial, hostelero, residencial y creemos que tiene que seguir funcionando también desde la parte administrativa”, explicó. n