Gallo que no repite no es gallo

Mucho ha llovido desde entonces, pero todavía lo conservo incólume en el desván de la memoria. “Todas las muertes son violentas” -me dijo a la salida de la morgue, al ver reflejado en mi cara el pesimismo antropológico- “sobre todo para los que quedan”. Como el malhechor al lugar del crimen, no tardaría yo en volver...

Parásitos de larga duración

Quien no quiera trabajar, que tampoco coma”; no lo dijo un pelanas cualquiera (con más razón que un santo), lo dijo un santo genuino (2 Tesalonicenses 3,10); pero antes que San Pablo, ya el sabio rey Salomón dejara escrito en los Proverbios: “La puerta da  vueltas sobre sus goznes y el perezoso sobre su cama”...

Más fuerte que la muerte

Caracas se desperezaba esa mañana con la resaca de un fin de semana sangriento exacerbada por el derroche de alcohol, plata, plomo y pólvora. A pesar de la hora los coches ya se hacinaban en las avenidas olfateándose lúbricos. Caminaba por colinas de Bello Monte. Medicatura me sonó a negociado. Así que entré, era...

Se necesita personal

Imaginemos que la industria automotriz alemana estuviese en manos de chambones, chapuzas, gualdrapas y aficionados al bricolaje; imaginemos que Opel, Volkswagen, Audi, Porsche, BMW, Mercedes Benz se viesen abocadas a contratar ingenieros sin título, estudiantes sin formación, ninis sin interés  y extranjeros...

Ser como un Dios

Gnóthi seauton” (conócete a ti mismo). Estaba inscrito en el pronaos del templo de Apolo en Delfos, a donde me llevaron mis andanzas. El caso es que yo me avergüenzo de ser yo: valoro principios rancios: el respeto a los mayores, el acatamiento de las normas, la propiedad privada, “las mujeres y los niños primero”,...

La villana

Villa viene villano. Y villano viene del latín “villanus” que significa siervo. En el cine nos los representan –a los villanos- con gesto maníaco, rasgos afilados y expresión perversa; suelen recurrir a todo tipo de ardides para triunfar, y parecen inteligentes pero les pierden las formas: entonces se manifiestan...

La imbecilidad es tendencia

Mujer, bixesual y feminista”, así se presenta una diputada de En Marea en las redes sociales. No se me sofoque señoría, no es para tanto. Yo soy hombre, heterosexual y feminista, y nunca consideré que mi currículum fuese carta de presentación ni mérito suficiente para airearlo en la nube.   Defínase...

Vampire Airlines

Planee usted sus vacaciones de Semana Santa con varios meses de antelación; negocie con su empresa tres días a mayores (los autónomos, negreros y esclavos de sí mismos, son más duros de roer) a cuenta de las horas extras que, a buen seguro, le habrá sisado; negocie con su agencia de viajes buenos destinos, buenos...

Laus Deo

Le echó un par de cojones, sí señor. No tanto porque desalojara a latigazos a los mercaderes de la plaza del Obradoiro (o como se llamara el atrio del templo aquel donde iban a trapichear los fariseos), o llamara raza de víboras a los puristas de la ley mosaica, que mucho predicar y mucho rasgarse los manteos y...

Cuando volar es morir

Eran jóvenes, amaban la profesión y solo contabilizaban como vividas las horas que podían registrar en sus bitácoras. “Volar es vivir”, era su divisa. El resto era baladí. Tenían el más bello de los oficios: poner en riesgo su vida por los demás.   Ese día les tocaba estar de guardia. Tras los...

Mataron al "Pescaíto"

Progresista, oficialista, sensacionalista, libre, temática, independiente, amarillista… Demasiadas acepciones para enmascarar sus tejemanejes: la prensa ha de ser veraz, solo. La noticia ha de ser contrastada, siempre. Los medios de comunicación no pueden ser medios de manipulación, nunca.  Se ha dicho -y no...

Las mujeres nunca mueren

Elegía in memoriam de dos desconocidas. Qué inoportunos recuerdos ahora que te contemplo ahí desnuda, blanca, enjuta, con tu osamenta de barco y tu sobrio perfil de mascarón a pesar de los tubos del oxígeno. Sé que eres euskalduna, la que recalca las erres, recia, bragada y noble, de las de “para siempre”, aunque...

¡Ay, España, España!

Africana y pirenaica, pródiga y austera, mística y descreída. Extremista. De Gaudí y de Atapuerca. Diferente por sublime, y por ridícula. Siempre exagerando, siempre dando la nota y, en vez de enorgullecerse de sus logros, siempre malmetiendo para adentro. Así es España.   Y no importa que seas gallego...

La mujer del camionero

Descargó en París y ahora espera a que le carguen de nuevo el camión para regresar a Galicia. Su vida es un continuo esperar entre premuras; come solo, duerme solo, bebe solo; sin cumpleaños de las hijas que poder celebrar, sin hogar, sin amigos, sin caricias.  La ternura no asusta a los fuertes, piensa....

#Queacojone

Ayer pensaba no salir de casa. Atrincherarme en el salón, provisionarme de cerveza y ver las fieras corrupias desde el plasma. La Bestia del Apocalipsis, la Hidra de aliento venenoso que, consigna tras consigna, serpenteó por las calles de nuestras ciudades deseando asesinar sin piedad a cualquier hombre que se...

Femeninas y epitalamio

El presidente de la fábrica de conservas fundamentaba el nombramiento de la nueva jefa de departamento con este alegato: “Las mujeres son mejores motivadoras y tutoras de proyectos que los hombres, consiguen superiores resultados, tienen mayor sensibilidad, son más empáticas, más...

Afan afanatorio

Afanar: 1.- hurtar, estafar, robar; 2.- trabajar a alguien, tenerle apurado; 3.- entregarse al trabajo con solicitud congojosa; 4.- hacer diligencias (aquí también cabría “hacer el gilipollas”) con vehemente anhelo para conseguir algo… Cualquier acepción es...

El amante perfecto

El otro día cené con una amiga a la que le llevo, por lo poco, veinte otoños de indecencias. Una mujer de su tiempo. Es médica, tiene plaza propia y gana más pasta que la mayoría de los hombres que la rodean. “A veces pienso que quedas conmigo para presumir”, le...

Da repelús

En serio, da repelús el ver en los platós televisivos a las estrellas -y luceros- de la mañana en manguita corta y enseñando canalillo conectar in situ con los becarios que mantienen apostados –y ateridos- en la cota de los mil quinientos metros para revelarnos la...

Amantes culpables

Así podría empezar esta novela:   Están desnudos. El aire de la habitación donde yacen pende inerte, como las sábanas donde acaban de conjugar el verbo eterno. Todavía sus alientos huelen a ultraje y a lujuria. Son amantes. Pero la culpabilidad los reconcilia....