Imprimir

“María Vinyals siempre soñó con formar un hogar en el castillo, lo consiguió de 1910 a 1917”

Atlántico | 09 de diciembre de 2019

Diego Piay Augusto estudió a los descendiente de María Vinyals.
Diego Piay Augusto estudió a los descendiente de María Vinyals.
 Diego Piay Augusto (Pontevedra, 1979) presentará mañana en Artes e Oficios, a las 20 horas, “María Vinyals.

A muller do porvir”, un ensayo publicado por Alvarellos Editora, en colaboración con la Diputación Provincial de Pontevedra. En ella hace un recorrido por la historia vital y familiar de la conocida como la “marquesa roja” al abrigo del Castillo de Soutomaior.

¿Por qué es necesario contar esta historia?
El libro tiene momentos de alegría, de amor, de desamor, todos lo elementos que forman parte de la vida de cualquiera de nosotros. Es la historia de una mujer y de su familia y es necesario transmitir estos valores.
 

¿Cómo un profesor de la Universidad de Oviedo acaba interesado por María Vinyals?
A finales de 2017 colaboré con el servicio de turismo de la Diputación de Pontevedra y me propusieron trabajar en la musealización del castillo de Soutomaior, investigando la historia de sus propietarios. Tengo que reconocer que no sabía nada de Vinyals. Mientras en el caso de otros personajes como Pedro Madruga, las fuentes son las que son, en torno a la vida de María Vinyals la información  era inmensa, coincidió con una exposición en el museo y la publicación de varios libros sobre ella, destacando su rol feminista. El hecho de que no se sepa dónde falleció, aunque no sea el dato más interesante de su trayectoria, le da un toque morboso. Me interesó su descendencia y encontré a una bisnieta de una hijastra suya. Tenía tanta documentación que me pareció viable la publicación de un libro.
 

Contextualiza la historia de la familia en el castillo. ¿Cuál es la importancia de Soutomaior?
Comienzo el libro aludiendo a la importancia que tuvo el castillo en el siglo XIX y de su propietario entonces, el marqués Antonio Aguilar y Correa, un político destacado en España y de quien María Vinyals, su sobrina, heredaría la propiedad, donde nació en 1875. Ella es el hilo conductor. Ella siempre soñó con formar un hogar en el castillo de Soutomaior y lo consiguió  de 1910 a 1917 con su segundo marido, Enrique Lluria y sus cinco hijos (cuatro de matrimonios anteriores).
Abandonan el castillo ahogados por las deudas y separan sus caminos. ¿Qué les sucede entonces?
Les pasa de todo, el argumento de muchas series no es tan impresionante. Sus hijos toman caminos diferentes: uno se mete en el Ejército, otro acaba de médico en Minnesota, dos de ellos van con sus padres a Cuba y uno trabajará para la General Motors en Detroit.
 

¿Qué fue lo que motivó su ruina en Soutomaior: sus ideales políticos o su mala gestión?
Hay motivaciones diferentes. Con la Primera Guerra Mundial, el Sanatorio de Lluria decreció, perdió clientela e ingresos. Además Pablo Iglesias, el fundador del PSOE, estuvo en Soutomaior; eso levantó el recelo de las autoridades. Se rumoreó que llegaron a ser detenidos por la Guardia Civil por acoger en el castillo a líderes sindicales. Hay una carta a María de Maeztu, donde  Vinyals expresaba su deseo de salir de Soutoumaior y dejar de estar aislados del mundo. Por otra parte existe un documento de un préstamo de 110.000 pesetas, que en 1914 era mucho dinero y con unas condiciones que asustan, prácticamente hipotecaban el castillo que sería subastado si dejaban de pagar. Finalmente fue subastado. El primer matrimonio le deja a María muchas deudas y los acreedores se echan encima cuando hereda el castillo. Aún así siempre invirtió en la educación de sus hijos, enviándolos a Londres. 
 

¿La familia mantiene algún vínculo con Soutomaior?
La memoria de la Marquesa está muy viva en el pueblo. Era una mujer que hablaba cinco idiomas, dio conferencias en Madrid, conducía su propio coche, tocaba el piano, dibujaba. Aún hay descendientes de quienes la conocieron que cuentan historias de ella, pero de su familia no queda nadie. Tuvo dos hijos naturales, Roger Pelayo, de 24 años, murió en Vigo, sin descendencia y Antonio Jordán, que se casó con María Molina y se trasladó a Detroit, donde tampoco tuvo hijos. Solo le quedan descendientes de los hijastros. Localicé a Sofía Sampaio.
 

¿El apellido tiene relación con Ponte Sampaio?
No, es de origen portugués.
 

Al margen de María Vinyals, sorprende que en la historia de Soutomaior no relacione a Pedro Madruga con Colón.
Sobre eso hay mucho que investigar, incluso en la tesis del Colón gallego. Eso merece otro libro.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.atlantico.net/articulo/cultura/maria-vinyals-siempre-sono-formar-hogar-castillo-consiguio-1910-1917/20191209233329744697.html


© 2020 Atlántico

© Rías Baixas Comunicación, S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons