Imprimir

“Después del AVE nos ocuparemos del Corredor Atlántico de mercancías”

francisco j. gil. VIGO | 13 de enero de 2019

Isabel Pardo de Vera asegura que tras el AVE vendrán otras mejoras.
Isabel Pardo de Vera asegura que tras el AVE vendrán otras mejoras.

Adif no prevé el cierre de la línea convencional entre Ourense y Zamora. Su futuro va a depender del uso que hagan de ella los operadores ferroviarios.


Ingeniera de caminos, canales y puertos, Isabel Pardo de Vera Posada (Lugo, 1975) desarrolló prácticamente toda su carrera profesional en el Adif, primero en el tramo del AVE Ourense-Santiago, después como gerente del tramo Ourense-La Canda. Conoce a la perfección el proyecto y las obras del AVE gallego y cuando estuvo al frente de la dirección general de Adif Alta Velocidad tuvo un papel relevante en el desbloqueo de los tramos paralizados durante la crisis.

¿En qué situación se encuentran las obras en el AVE gallego ahora, a finales del mes de noviembre?
Las obras de plataforma se están desarrollando conforme a la planificación prevista. Al final del presente año quedará finalizada la mayor parte de la infraestructura que separa Pedralba de Taboadela, siendo la vía izquierda del viaducto de Teixeiras el último elemento en acabarse en junio de 2019. No obstante, los trabajos de montaje de vía se iniciarán inmediatamente una vez se adjudiquen y firmen los correspondientes contratos, ya que al tratarse en su mayoría de vía en placa no se requiere de una continuidad de toda la traza para el arranque de estos. En paralelo se irán ejecutando las obras de catenaria, instalaciones de seguridad y comunicaciones con el objetivo de finalizarlas en diciembre de 2019. 

¿Existe algún riesgo que pueda alterar el objetivo de tener finalizadas las obras al término de 2019? Por ejemplo, que no se aprueben los presupuestos de 2019, un cambio de gobierno, etcétera.
En la actualidad seguimos trabajando con los siguientes plazos ya anunciados: Para el tramo de Zamora-Pedralba de la Pradería, el plazo de finalización previsto (sujeto a incidencias inherentes a las obras) tiene un horizonte del cuarto trimestre de 2018. Para el tramo de Pedralba de la Pradería-Taboadela-Ourense, el plazo de finalización de obras previsto, también sujeto a incidencias inherentes a las obras, tiene un horizonte del cuarto trimestre de 2019.

¿Y aquellos trabajos que han quedado para después de su inauguración, como por ejemplo la variante exterior de Ourense o la segunda vía entre Pedralba de la Pradería y Vilavella?
La ejecución de la segunda vía entre Pedralba y Villavella está condicionada a la finalización y puesta en servicio de la línea de alta velocidad, ya que el proyecto contempla actuaciones sobre el túnel de Padornelo actualmente en servicio. De otra manera, quedaría interrumpido el servicio ferroviario a Galicia. De todas formas, con la puesta en servicio inicialmente prevista se garantiza una capacidad de 19 trenes/día por sentido, lo que equivale a frecuencias de circulación cada 50 minutos. Con esta capacidad creemos que está más que garantizada la posible demanda inducida que se pueda generar como consecuencia de la mejora de los tiempos de trayecto. 
En lo relativo a la variante exterior, actualmente los proyectos están en fase de redacción.

 Si no recuerdo mal, el presupuesto del trazado del AVE gallego se estimó en torno a los 4.400 millones de euros. ¿Se llegará a esa cifra, habrá ahorro por las ofertas a la baja, se superará?
A día de hoy se sigue trabajando con la inversión planificada y hasta la fecha se ha ejecutado obra por encima del 80%. El coste total dependerá de las licitaciones pendientes y de las posibles incidencias contractuales de las obras. 
Desde que entró en servicio el primer tramo del AVE gallego, en diciembre de 2011, entre Santiago y Ourense y lo haga el último, entre Pedralba y Ourense habrán pasado casi 9 años. 

¿Cuáles son los factores que más afectaron al retraso en las obras? 
La construcción del AVE gallego, como otras grandes infraestructuras, se vio afectado por la crisis económica y, derivado de ella, se llegó a una situación de bloqueo provocado por incidencias contractuales en los tramos de la línea.
ADIF desbloqueó todos los tramos pendientes por los modificados en tramitación durante los dos últimos años (la práctica totalidad de las obras se encontraban paralizadas o con niveles mínimos de actividad).

Como gallega y como ingeniera que ha vivido muy de cerca la evolución de esta infraestructura. ¿Cómo la valora, en relación a otras líneas de alta velocidad que existen en España o en el resto del mundo?
Esta línea, diseñada con parámetros de alta velocidad, tendrá sin duda un papel dinamizador de la región y hará del ferrocarril el medio de transporte por excelencia, facilitando el acceso al noroeste de la península.
Supondrá un sistema de transporte seguro, eficiente, sostenible desde el punto de vista medioambiental y con altos estándares de calidad, con una mejora significativa en velocidad, fiabilidad, confort y tiempos de viaje.
Esta nueva relación generará una oportunidad de desarrollo social y económico sin precedentes para Galicia, lo cual favorece la cohesión territorial de nuestro país.
La ejecución de líneas de alta velocidad en España, y particularmente las que enlazan con el Norte (Galicia, Asturias y País Vasco), constituyen un reto técnico y económico de primera magnitud, pues la complicadísima orografía de nuestro país no tiene parangón con el resto de infraestructuras a nivel europeo, salvo quizás en los casos de Italia y Suiza. Por esta razón, esta línea de alta velocidad destaca por el elevado número de túneles, viaductos y grandes estructuras que ha sido necesario proyectar y construir para materializar el trazado ferroviario. Como ingeniera, creo que debemos sentirnos muy orgullosos de la excelente capacidad técnica de todos los profesionales y las empresas que hacen posible el despliegue de una red de alta velocidad puntera y que nos coloca a la vanguardia del sector ferroviario.

Una vez en servicio la línea de alta velocidad, ¿Cuál será la vida de la línea convencional entre Zamora y Ourense? ¿Seguirá como corredor para mercancías? ¿Seguirá teniendo mantenimiento para garantizar su supervivencia?
En estos momentos no está previsto el cierre de dicha línea. De hecho, se están realizando modificaciones de trazado en la misma para darle continuidad en aquellos puntos donde intercepta la nueva línea de Alta Velocidad. Con posterioridad a la puesta en servicio de la misma, serán los operadores que soliciten usarla los que marquen el futuro de dicha conexión de la red convencional.

¿Cuáles son los siguientes proyectos que tiene el Adif en su agenda para Galicia? 
Se está preparando un Plan Director del Corredor Atlántico de mercancías con el objetivo de facilitar el tránsito de las mercancías en la zona noroeste y sus conexiones, con el fin no sólo de mejorar la propia movilidad de los ciudadanos y las mercancías, sino también para fomentar el equilibrio y la sostenibilidad medioambiental del entorno. Para ello se llevarán a cabo actuaciones de mantenimiento de las infraestructuras actuales, renovación de activos que así lo requieran por haber agotado su vida útil, y otras actuaciones de mejora que supongan cambios de calado a nivel global en dicho corredor. 
No puede olvidarse las importantes actuaciones contempladas en las estaciones de Santiago, Ourense, A Coruña, Vigo y Lugo en una apuesta clara por la intermodalidad y movilidad.
Igualmente, se actuará en breve en el tramo de Guillarei-Tui. Se procederá a la electrificación, se reforzarán las subestaciones y se renovarán los sistemas de seguridad y comunicaciones para mejorar la conexión con Portugal.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/galicia/despues-ave-nos-ocuparemos-corredor-atlantico-mercancias/20190113012832687004.html


© 2019 Atlántico

© Rías Baixas Comunicación, S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons