Atlántico

VIGO

La Xunta detecta máquinas de tabaco accesibles a menores

Durante 2018, hubo 15 inspecciones propuestas para sanción a locales de Vigo en relación con las expendedoras y otras dos por venta directa de cigarrillos a adolescentes

Un grupo de menores de 18 años, fumando a la salida de un centro escolar.
Un grupo de menores de 18 años, fumando a la salida de un centro escolar.
La Xunta detecta máquinas de tabaco accesibles a menores

nnn Permitir fumar en espacios donde está prohibido por ley y no contar con la señalización pertinente respecto a dicha prohibición  fueron las infracciones a la normativa antitabaco más habituales detectadas durante los controles realizados por Sanidade en Vigo en 2018. No fueron las únicas. Los inspectores detectaron además la existencia de máquinas expendedoras de cigarrillos carentes de los mecanismos técnicos para impedir el acceso de menores de 18 años. En concreto, según los datos facilitados por la delegación de la Xunta en Vigo, hubo  un total de 13 inspecciones propuestas para expediente sancionador por esta causa y otras dos a locales con una ubicación incorrecta de dichas expendedoras. 
La Ley Antitabaco  reformada en 2011 intensificó las medidas sanitarias contra el tabaquismo en adolescentes, al detectarse según los últimos informes sanitarios que la media de edad de inicio se situaría en Galicia en los 16 años.
En total, fueron 17 las infracciones vinculadas directamente al acceso de tabaco a menores  según los artículos 3.2, 4.d y 4.b de la llamada Ley Antitabaco, informa la delegación de Vigo.
En dichos artículos se hace expresamente referencia a la prohibición de facilitar la venta de tabaco a menores de 18 años que deberán acreditar dicha edad, a menos que sea evidente, infracciones que se consideran graves y que pueden llevar aparejadas multas de entre 601 y 10.000 euros. La normativa va más allá y recuerda que tampoco se puede vender a menores  cualquier otro producto que le imite e induzca a fumar. En particular, la venta de dulces, refrigerios, juguetes y otros objetos que tengan forma de productos del tabaco y puedan resultar atractivos para los menores. Recuerda así mismo la obligatoriedad de las máquinas de contar con mecanismos que impidan la venta por debajo de los 18 años y recuerda qué locales y cómo pueden contar con dichas expendedoras.
El resto de  propuestas para sanción y cuya incoación podría extenderse a lo largo de 2019  fueron 91, la mayoría (53) a establecimientos que permiten fumar pese a no estar permitido, consideradas infracciones graves. La segunda causa con más expedientes viene cometida por el propio fumador que consume tabaco en lugares donde no puede hacerlo, lo que generó 43 propuestas de sanción considerada leve. El resto, 21, se refieren a la falta de señalización mediante carteles recordando la prohibición de fumar en ese recinto.n