Vigo

Cuatro vigueses en la vanguardia creativa de Novos Valores

Vigo

vigo

Cuatro vigueses en la vanguardia creativa de Novos Valores

La técnica digital y el quemado con láser se contrapone al sistema primitivo de medir el tiempo a través del sol en su tela grabada “Pintura solar”.
photo_cameraLa técnica digital y el quemado con láser se contrapone al sistema primitivo de medir el tiempo a través del sol en su tela grabada “Pintura solar”.
Obras de Alberto Ardid, Paula Santomé, Rebeca López y Sara Pena están expuestas en el Museo Provincial de Pontevedra

 Cuatro vigueses se encuentran seleccionados en el certamen Novos Valores, convocado por la Deputación Provincial de Pontevedra. Forman parte de los diecisiete finalista para formar parte, junto a los cuatro ganadores, de la exposición colectiva estará en el Museo Provincial de Pontevedra hasta el 15 de noviembre. Las bolsas, herederas de las que disfrutaron Colmeiro, Laxeiro o Lamazares, recayeron en Andrea Dávila, Nuria Rodríguez, María del mar Ramón y Alejandro Rego. 
Sara Pena (Vigo, 1994) se encuentra en Bruselas continuando sus estudios. Fue seleccionada con “Pintura solar”: “Recogí la proyección que dejaba el sol en el suelo de mi habitación durante el día, refleja el paso del tiempo y su medida a través de un sistema tan primitivo como es el sol”. Es la primera vez que se presenta al certamen que ve como una plataforma: “Para los artistas jóvenes es muy difícil entrar en el circuito de las galerías”.
Paula Santomé (Vigo, 1994) cursa un máster en Basilea. Considera un premio poder exponer en el museo. Lo logró con una fotografía (“Haciendo equilibrios entre una escultura de Ulrich Rückriem y un árbol”) que documenta una acción en la Illa das Esculturas, en Pontevedra: “Mi propósito es reactivar un lugar que está bastante abandonado y aprovechar el concepto con que surgió de unificar el arte y la naturaleza; hago visible esa invisibilidad”.
Alberto Ardid (Vigo, 1986) participa con “A túa época”, una pieza escultórica en la que enmarcó y envasó al vacío el contenido de su aspiradora durante los días de confinamiento. “Elevo a la categoría de arte un recuerdo de algo muy traumático que llega a convertirse en un recuerdo único”. Así aborda los sentimientos a través de lo material.
Rebeca López (Vigo, 1993), con “Unha mañá de 1937”, hace un homenaje a una situación familiar, donde su bisabuela tuvo que esconder bajo la ropa los libros comprometidos en un registro durante la guerra civil. Trabaja sobre tela bordada: “Comencé por estética, pero sigo por perspectiva de género”.

La técnica digital y el quemado con láser se contrapone al sistema primitivo de medir el tiempo a través del sol en su tela grabada “Pintura solar”.

La técnica digital y el quemado con láser se contrapone al sistema primitivo de medir el tiempo a través del sol en su tela grabada “Pintura solar”.

AD3

Con su acción en la Illa das Esculturas pretende reactivar la vida. Una fotografía de otra serie similar fue seleccionada para el certamen Arte Joven de Rioja.

AD69

Bajo el título “A túa época”, Ardid eleva a la categoría de arte la basura de la aspiradora. Envasada al vacío simboliza la impotencia que genera momentos como los del covid.

AD73

Telas bordadas Rebeca López crea la pintura escultórico “Unha mañá de 1937, una pieza de Memoria Histórica y  realizada bajo la perspectiva de género.

Comentarios