Atlántico

VIGO

El valor de la ventas de tiburón en Vigo supera ya al de los crustáceos

El puerto se consolida como el mayor centro de distribución de Europa para los mercados locales y de Asia

Carga  y subasta de tiburones en la lonja de altura del Berbés, donde el pasado año se movieron 3.300 toneladas.
Carga y subasta de tiburones en la lonja de altura del Berbés, donde el pasado año se movieron 3.300 toneladas.
El valor de la ventas de tiburón en Vigo supera ya al de los crustáceos

n n n El puerto vigués sigue posicionándose como referente en la venta y distribución de galeiformes, especies de la familia de los escualos, y los datos  ya certificados de la actividad de la lonja en 2014 confirman el peso creciente de esta pesquería. A día de hoy, Vigo se ha consolidado como el mayor centro de distribución de tiburones en toda Europa, suministrando los mercados comunitarios y los asiáticos, donde se trata de un producto  muy demandando. Y caro.  
Las cifras de la Autoridad Portuaria son en este sentido contundentes: durante el pasado año se despacharon 3.300 toneladas de distintos tipos de escualos –la mayoría el marrajo y la tintorera, de pequeño tamaño- alcanzando un valor total de 4,7 millones de euros. En el mismo período un producto estrella como son los mariscos del tipo crustáceo sólo supusieron 1,4 millones de euros en la suma de todas sus variantes, desde cigalas a centollas y percebes, es decir un tercio. A esta cifra, no obstante, se le puede añadir la venta de los viveros del Berbés, que en el apartado de bogavante añadió otro millón de euros, además de 700.00 de buey, 663.000 de nécora y algo más de medio millón de centolla, así como un millón. En total, otros tres millones más para acercarse al peso económico que para Vigo supone la distribución de tiburones. 
¿Quién pesca los tiburones? La flota viguesa lo hace en gran altura, como producto congelado. En cambio, en fresco hay casi un monopolio por parte de los barcos portugueses del palangre, que han fijado Vigo como su base de operaciones debido a que se trata del mejor mercado europeo, y por tanto, la fórmula más rápida para conseguir buenas ventas y grandes beneficios. Según explican fuentes del Berbés, la mayor parte de los barcos son portugueses, palangreros que pescan pez espada y que usan las mismas artes para los escualos. La clave estaría no sólo en que con el palangre no sólo "entra" el espada, sino también tiburón y en que al contrario que otras especies hay un buen número de especies que no están sujetas a cuota por lo que  e trae a tierra, donde  logra un alto valor en el mercado asiático, pero también en Europa. En este sentido, las mismas fuentes señalan que el tiburón se utiliza a menudo en la cocina de Andalucía y Valencia." El arroz se pone con tiburón, pero muchas veces la gente no lo sabe", explicaron. 
En cuanto al proceso de comercialización, una vez en tierra se separa la aleta para el mercado asiático mientras el cuerpo se suele congelar para enviar a distintos puntos, en tanto que en fresco se envía sobre todo a Andalucía o Valencia. En cuanto al origen, el fresco viene sobre todo de aguas cálidas del Atlántico oriental, de España, la costa portuguesa hasta Azores y la marroquí. El congelado, por su parte llega del Pacífico o el Índico aunque los barcos vigueses prefieren el espada porque es un producto más consolidado.