Atlántico

JESÚS G.MAESTRO PROFESOR DE LA UVIGO CONVERTIDO A SU PESAR EN INFLUENCER

“No soy responsable de lo que hago y digo en las pesadillas o en los sueños de los demás”

Un profesor de la Universidad de Vigo se ha convertido en un influencer en Twitter a pesar de no participar en esta red social.
Jesús Maestro trabaja en la UVigo desde 1994.
Jesús Maestro trabaja en la UVigo desde 1994.
“No soy responsable de lo que hago y digo en las pesadillas o en los sueños de los demás”

Hay quien le llama ya “el Risto Mejide de la literatura”. En agosto de este año alguien creó una cuenta con su nombre, Jesús G. Maestro, y la coletilla “Out of context” porque se trata de esto precisamente, de subir frases de este profesor sacadas de contexto que  hacen reír por su estilo provocador. Esta cuenta no oficial tiene 3.000 seguidores, sus vídeos se pueden ver más de 20.000 veces y generan decenas de comentarios. Jesús Maestro (Gijón, 1967) es profesor de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada en la Facultad de Filología y Traducción de la UVigo y creó hace tres años un Canal de Youtube para grabar sus clases, que suma 701 vídeos. Su estilo no pasa desapercibido. Le han ofrecido participar en programas de televisión para discutir distintos temas, entre ellos en el Sálvame Deluxe. Pero Jesús Maestro es también un experto cervantista y es autor de la enciclopedia “Crítica de la Razón Literaria”, tres tomos de 3.000 páginas que tardó 15 años en construir y que es una teoría de la literatura pionera en España.

¿Se considera un polemista?
Yo solo soy responsable de lo que hago y digo, no soy responsable de lo que hago y digo en los sueños o pesadillas de los demás.

¿Hay poco debate social?

Hay mucho ruido y pocas nueces. La gente vive debatiendo permanentemente cosas que no tienen ninguna consecuencia. Las personas inteligentes se comunican pero no dialogan. No tienen nada que debatir, es perder el tiempo.

¿Por qué?

¿Pero para qué quiere usted hablar con nadie?

Para intercambiar puntos de vista y llegar a una conclusión.
Yo ya llegué a las conclusiones sin intercambiar ningún punto de vista. No tengo esa necesidad. La gente no se entiende hablando, hablando llegan a la conclusión de que no tienen nada que decirse. Las ideas no mejoran dialogando, sino investigando científicamente, con operaciones matemáticas o trabajando, no dándole a la lengua.

Los políticos están en esa línea, hablan pero no se entienden.
No creo que los políticos hayan sido incapaces de entenderse, al contrario, se entienden perfectamente de esta manera. Otra cosa es que sus votantes no los entiendan.

Pero pudieron pactar.
No querían, el pacto de los políticos es una consulta a través de las elecciones. Eso es la democracia. La gente tiene que votar y se queja, entonces ¿qué quiere? ¿volver a un sistema no democrático?

Es preferible la democracia.
Hay que ver de qué democracia me habla. En la democracia de Estados Unidos las personas negras eran esclavos a los que masacrar.

Quiere decir que hay que pensar más y no dar cosas por sentado.

La gente que haga lo que quiera. Unos piensan más y otros menos, pero pensar más no nos hace mejores, lo único que puede provocar son dolores de cabeza. Hay gente que pasa la vida pensando y no hace nada, con lo cual el resultado de lo que piensa no va a ningún lado.

¿Tiene algún político favorito?
No les presto atención, no pierdo el tiempo. La política es la organización de la libertad, la  administración del poder y en estos momentos los políticos son administrados por otros poderes, económicos, religiosos, gremiales y otros sin etiquetas definidas. Son títeres.

En uno de sus vídeos fulmina a los animalistas, que tienen hasta un partido. ¿Qué opina?
No opino nada. La opinión es una de las formas de la ignorancia.


Pero le pueden gustar o no.
Que existan animalistas es tan importante como que exista la sopa de ajo. Me es indiferente.

Paradójicamente su opinión es muy polémica en Twitter.
Lo que digo forma parte de un conjunto de ideas organizadas conforme a un sistema de pensamiento.

¿Ve necesario reformar la Universidad?
Habría que hablar de muchas cosas. La Universidad es una institución que no tiene sentido en los tiempos actuales. El conocimiento lo construyen las empresas, las agencias de espionaje, los macroproyectos supranacionales. Las universidades son comparsas de los sistemas políticos.

Pero forman a los alumnos.
Una empresa forma mejor a sus trabajadores que la Universidad a sus alumnos. La Universidad desempeña actualmente una función de orden público.

¿Va a desaparecer?
Se transforma. Desapareció una idea de universidad medieval y surgió una napoleónica, y hoy es una universidad que se identifica con una escuela de formación práctica, se ha convertido en una institución propia de una FP.


¿Qué le falta?
No le falta de nada, le sobra de todo. Le sobran profesores, no hay alumnos que justifiquen tantos profesores, le sobran facultades, departamentos y universidades, con la mitad sería suficiente.

¿Por qué escogió a Cervantes?
Es un autor que engloba todos los problemas y complejidades que podía concitar la literatura. En Cervantes está el genoma de la literatura. Era un aparataje muy completo para estudiar cualquier tipo de literatura. También trabajé en otros ámbitos como la filosofía y la literatura comparada.

¿Qué lección da el Quijote?
Hay muchas, si tuviera que optar por una diría que es una obra escrita contra los idealistas porque los idealistas son incompatibles con la realidad y la realidad destruye a quien es incompatible con ella. El Quijote nos enseña que el gran problema de la sociedad son los idealistas, los que creen que pueden resolver los problemas, reemplazar a la justicia, desfacer entuertos. Son el gran lastre de la sociedad y la obra de Cervantes está escrita contra ellos aunque piensen lo contrario. Las sociedades que se ponen en manos de los idealistas acaban fracasando violentamente como ocurrió en la Alemania nazi.