María Galiana, actriz, actuó en el Teatro García Barbón

"No soy una abuela tierna como mi personaje de 'Cuéntame', la gente se confunde"

María Galiana actuó ayer en el teatro García Barbón.
photo_camera María Galiana actuó ayer en el teatro García Barbón.

María Galiana (Sevilla, 1935) es una de las actrices más queridas del panorama español. Su papel en la serie “Cuéntame como pasó” le dio una popularidad que la acompaña en todo lo que hace. Ayer representó a Rosa en “El abrazo”, una comedia dirigida en la que comparte cartel con Juan Meseguer y Jean Cruz, función que hoy repetirán en Pontevedra. Emocionada al ser nombrada hija predilecta de su ciudad, Sevilla, habló para los lectores de Atlántico sobre su trayectoria profesional.

Llega con un personaje muy especial, Rosa, ¿está lejos de ser la típica persona mayor entrañable?

Sí es un personaje muy especial, no es tan tierno como podría parecer. Es independiente, ha vivida sola y lo valora. Tuvo un romance de juventud maravilloso y se reencuentra con ese gran amor, pero no supone continuar con esa historia de amor. Es la excusa para la trama, pero la obra no gira en torno a esa relación. Esta mujer tiene bastante carácter, tiene sus idas y sus venidas. Es una comedia dramática con mucho humor, donde el público se ríe de lo que sucede, pero llega un momento en que se pone seria y es más dramática.

Trata también sobre sueños no cumplidos.

Fundamentalmente del hijo que esta pareja quería tener, la ilusión con la que planeaban ser padres, que por circunstancias no ha podido ser, pero que continúa en su mente como un deseo frustrado. Este sentimiento lo acaban polarizando en otro personaje.

¿Comparte carácter con su personaje?

Tengo más cosas en común con Rosa que con Herminia. No soy la abuela tierna de mi personaje en “Cuéntame”, pero la gente se confunde por esa imagen que doy.

Después de tantos años, Herminia ya será como de la familia.

Todos los de la serie somos como una familia, en el núcleo de los Alcántara tenemos una relación muy cercana, me relacionó con ellos como si fueran mis hijos y mis nietos postizos.

Ya están a punto de finalizar la gira de “El abrazo”, ¿cuál es el balance?

Acabamos en marzo en Bellas Artes y llevamos un año de gira, no ha sido de las más largas. Salimos al escenario para que la que gente lo pase bien y el público está respondiendo muy bien.

La interpretación fue una vocación que desarrolló tarde, pero no para.

No me falta trabajo, sigo haciendo recitales poéticos con Luis Santana y con Víctor Carbajo, declamando poemas de Santa Teresa. Ahora en cuento acabe la gira volveremos a retomar este proyecto.

Cine, televisión, teatro. ¿En qué formato se siente más cómoda?

No sé, en poesía me siento muy cómoda, es menos cansado. En el teatro hay que entregar mucho; la televisión es cómoda, pero son muchas horas, salgo de casa a las 6:45 y no llegó hasta pasadas las 19 horas, cada una tiene sus cosas. Lo importante es la función.

Te puede interesar