Atlántico

VIGO

El satélite Lume-1 ya dio 2.600 vueltas a la Tierra

El proyecto que integró un cubesat, sensores de tierra, drones y software quiere incorporar vehículos de tierra en la lucha contra el fuego

Los investigadores trabajando en el cubesat Lume-1.
Los investigadores trabajando en el cubesat Lume-1.
El satélite Lume-1 ya dio 2.600 vueltas a la Tierra

El satélite Lume-1, diseñado y desarrollado en la Universidad de Vigo, superó ya las 2.600  vueltas a la tierra y los 172 días en órbita desde su lanzamiento en diciembre de 2018. “Su funcionamiento es muy bueno. Hasta el día de hoy no se detectó ningún problema, ni degradación del satélite”, afirmó el investigador Fernando Aguado, que desde el punto de vista de la operación confirma que se siguen detectando las interferencias producidas por los radares de vigilancia. 
Este fue uno de los datos aportados ayer tras la reunión en la que participaron los integrantes del grupo CIMA de la UVigo, así como investigadores de las escuelas de ingeniería de Telecomunicación y de Aeronáutica y del Espacio en la que se analizó el resultado de la última demostración realizada en Oporto y de una jornada celebrada en Toulouse. El encuentro ponía punto final al proyecto Fire- RS cumplidos tres años desde su inicio. El proyecto, financiado por el programa europeo Interreg Sudoe con 2,1 millones de euros y en el que participaron además de Vigo, la Universidad de Oporto y el Centro Nacional para la Investigación Científica de Toulouse, consiguió la integración de múltiples tecnologías para facilitar la lucha contra los incendios, permitiendo realizar una predicción más exacta de la evolución de los fuegos, basada en datos reales recogidos ‘in situ’ de manera automatizada. 
Ahora aspiran a que tenga continuidad y para lo cual “se pidió la SUDOE su extensión, incorporando vehículos de superficie autónomos,  que podrían servir de soporte a las brigadas terrestres de lucha contra los incendios, por ejemplo, transportando herramientas a través de las líneas de fuego, se sumarían al proyecto actual que implementa un demostrador tecnológico basado en un sistema innovador de detección,  mapeado y predicción del comportamiento de los incendios forestales, mediante la combinación de sensores infrarrojos desplegados nos montes; un satélite  Cubesat; una flota de vehículos no tripulados con cámaras en el infrarrojo próximo y un software de modelado y predicción de incendios.