Atlántico

VERANO

Santa Baia, la playa de Alcabre que alberga contrastes

En el acogedor arenal tiene cabida una asociación de vecinos, un hotel , un parque biosaludable y hasta un cementerio 
 
La Playa de Santa Baia,  también conocida como O Borralleiro, se encuentra en Alcabre.
La Playa de Santa Baia, también conocida como O Borralleiro, se encuentra en Alcabre.
Santa Baia, la playa de Alcabre que alberga contrastes
n n n Alcabre, a pesar de ser una de las parroquias más pequeñas de Vigo, alberga un arraigado ambiente marinero. La zona puede presumir de vistas y, como no, de playas. Santa Baia es una de ellas que, con 230 metros de arenal, acoge a todo aquel que quiera disfrutar del verano en una zona familiar y acogedora. 
La zona en la que se encuentra la playa cuenta con todos los servicios a disposición de los usuarios. La Asociación de Vecinos de A Nosa Terra Alcabre rige un bar y restaurante que sirve como recurso para todos aquellos que “queremos tomarnos algo o, incluso, comer”, comenta Celia, usuaria de la playa.
Otra opción a tener en cuenta para la hora de la comida o la cena es el restaurante O Muíño de Alcabre, en la Avenida Atlántida.
Los turistas también encuentran aquí su lugar si lo que buscan es una zona tranquila alejada de las playas más concurridas. El Hotel Playa Santa Bahía, que se sitúa a un par de minutos a pie del arenal, es una atractiva opción para los extranjeros ya que, además, permite el acceso a mascotas.
Santa Baia es idónea para los más deportistas ya que, en el paseo, el Concello instaló un parque biosaludable a pie de playa. Hasta él acuden personas que aprovechan esta oportunidad para hacer ejercicio en plena naturaleza y de manera gratuita. 
Gracias a la variedad de máquinas, los usuarios pueden ejercitar la movilidad y fortalecer las extremidades. Es el caso de Juan quien reconoce que, desde hace un año, acude todos los días a hacer "un poco de deporte y disfrutar del sol. Es una opción muy interesante porque te relajas y disfrutas de la mañana”. Comenta, además, que después de hacer su tabla de ejercicios en el paseo, continúa en el mar y aprovecha para disfrutar de la tranquilidad de la playa. "Yo prefiero esta playa que hay menos personas", asegura Juan.
La playa de Santa Baia se sitúa cerca de un cementerio y de su  iglesia de Santo André de Alcabre, cuyo edificio data del siglo XVIII. 
Un paseo, que destaca por su buen mantenimiento, recorre el arenal permitiendo a los paseantes disfrutar de las vistas a la Ría sin tener que acudir a la playa. Además, muchos de los vecinos aseguran que suelen pasear por estos jardines con sus mascotas y así aprovechar para hacer actividades al aire libre. 
Sus fieles usuarios, como Juan, aseguran que “vengo siempre a esta playa porque prefiero esta tranquilidad. No está muy abarrotada de gente y es muy cómoda. Además, creo que la arena es muy buena”. Sin embargo, asume que deberían instalar servicios sanitarios y duchas. Celia, que también acude siempre a Santa Baia, añade que “esta playa es muy acogedora y, además, tiene sombra”.
El arenal, también conocido como O Borralleiro, acoge una gran variedad de aves. Especies como la gaviota patiamarilla, la paloma torcaz o el cuervo viaraz o marinero son algunas de las que habitan en la zona. 
A través de la Avenida Atlántida, tres caminos, el más conocido es el Camiño do Borralleiro, rematan en la arena fina y clara de Santa Baia. La proximidad del aparcamiento de el Museo do Mar, abierto desde las 09:45h. hasta las 22:30h., facilita a los usuarios y familias acercarse hasta esta playa. Además, cuenta con una parada de autobús muy próxima en la que paran las líneas L10, C15B y C15C para aquellos que prefieran el transporte público. n