VIGO

Las rupturas suben un 33% tras el parón de la huelga judicial

La movilización de funcionarios afectó a la estadística que no sigue a la baja respecto a 2017

La tendencia a la baja en el  número de divorcios coincide con el descenso generalizado de las bodas en Vigo.
La tendencia a la baja en el número de divorcios coincide con el descenso generalizado de las bodas en Vigo.
Las rupturas suben un 33% tras el parón de la huelga judicial

En los tres primeros meses del año más de dos parejas rompieron su matrimonio cada día en el partido judicial vigués, según la estadística hecha pública ayer por el Consejo General del Poder Judicial. La cifra supone un importante incremento respecto al mismo periodo del año pasado pero se mantiene a la baja  atendiendo a los periodos anteriores. La razón principal de este aumento, de un 33% en total respecto a los divorcios y separaciones, se debe a la huelga de funcionarios que paralizó las demandas desde febrero a mayo de 2018, acarreando un desplome estadístico de las mismas. Sólo hay que comparar la subida registrada en lo que va de año con la media nacional situada en un 1,2% para interpretar el desajuste provocado por las movilizaciones de los funcionarios, que en Vigo tuvieron un seguimiento del 90%. Muy al contrario,  la tendencia se situaría a la baja.

Los datos del ejercicio inmediatamente anterior al 2018 así lo ponen de manifiesto. De enero a marzo de 2017, fueron 229 las parejas que en el partido judicial decidieron poner fin a su matrimonio, frente a las 214 de los primeros meses de 2019, lo que supone un descenso de un 6,5%.

Otra de las razones por el que el aumento en las cifras de este año no se corresponde con la tendencia citada es la disminución de las bodas. En los últimos veinte años, los enlaces han ido descendiendo hasta situarse por debajo del millar, el límite mínimo en la historia reciente. Hay que recordar que Vigo llegó a registrar hasta 1.800 matrimonios.

La caída de enlaces, principalmente religiosos, influye directamente en un menor número de separaciones y divorcios.
Por otra parte siguen siendo más numerosas las parejas que logran a llegar a un entendimiento frente a las que dejan en manos del juez su situación tras la ruptura definitiva. De enero a marzo, fueron 113 las que se divorciaron de forma consensuada, frente a los 88 no consensuada y hubo un total de 13 separaciones, una cifra que se incrementa respecto a las amistosas, con 11 frente a las 3 de 2018 y a las 5 del año anterior.

El número de parejas no casadas que interpusieron demanda por la custodia de los hijos se situó en 96, la mayor parte sin consenso, un total de 51.