Atlántico

VIGO

Raphael, eterno y ahora rockero

El cantante de Linares volvió a meterse en el bolsillo a un público que llenó el Auditorio y que disfrutó con las nuevas canciones que interpretó sobre el escenario, sin perder la esencia de siempre

El enésimo concierto de Raphael en Vigo  se saldó con otro espectacular éxito del cantante, que llenó a reventar el Auditorio.
El enésimo concierto de Raphael en Vigo se saldó con otro espectacular éxito del cantante, que llenó a reventar el Auditorio.
Raphael, eterno y ahora rockero

nnn Raphael regresó en Vigo, y una vez más volvió a triunfar como hizo hace un año en el mismo escenario. A sus incondicionales poco les importa que cante los éxitos de siempre o que interprete nuevos temas como los del disco, “Infinitos bailes” que ayer presentó en un Auditorio de Beiramar ante un impresionante lleno absoluto.
Con un repertorio de más de 40 canciones, Raphael demostró que es incombustible, pero además rockero. Salió acompañado por una banda, encabezada por dos guitarras eléctricas y un bajo, completó su habitual indumentaria negra con un tres cuartos de cuero.
En medio de una espectacular puesta en escena, entre efectos lumínicos y con tres pantallas de proyección, comenzó sin mediar palabra con el tema que da nombre al disco, para seguir con otras novedades. Uno tras otros fueron sonando los temas, hasta que, con la platea ya entregada, introdujo un clásico, “Mi gran noche”. El público enloqueció, acompañando con palmas y coreando el ya considerado himno. “Cada septiembre”, “Somos” o “Despertar el amor” sonaron antes de que se dirigiese al respetable, que entre ovación y ovación le pedía un “buenas noches”.
“Decirles de todo corazón que estoy feliz de estar de nuevo, aquí, en Vigo; este es un nuevo espectáculo con canciones nuevas y con canciones que se me pueden olvidar cantar con toda la ilusión que tengo, siempre he tenido y tendré”. Sin mediar palabra comenzó a canta a capela “La carta”, el tema quince del repertorio de 41.
Parco en palabras, derrochó gestos, abrazos y besos a sus seguidores que disfrutaron cada momento. En su actuación no faltaron sus teatralizaciones, los mensajes al público en medio de las canciones o sus paseos por el escenario. Pese a las más de dos horas y media de concierto, su voz resistió, aclarándose con pequeños tragos de agua entre canción y canción. 
Haciendo honor al nombre de la gira, “Loco por cantar”, dejó como despedida sus grandes hits, ofreciendo un buen sabor de boca a sus fans. Con “Escándalo”, “Que sabe nadie”, “Yo soy aquel” o “Como yo te amo” conformaron la traca final con la que dejó ver la mejor versión de Raphael, ante un público completamente entregado que lo victoreo. Esta noche repite, aunque esta vez en Coruña.n