VIGO GANA EL PREMIO AVEDIS DONABEDIAM

Povisa gana el premio nacional a la calidad de mayor prestigio

La dirección del centro vigués recoge hoy en una gala que se celebra en el Palau de la Música de Barcelona el Avedis Donabedian y asegura que se debe al trabajo en equipo

La directora de Calidad y Enfermería, María Antonia Muñoz, recoge el Premio
La directora de Calidad y Enfermería, María Antonia Muñoz, recoge el Premio
Povisa gana el premio nacional a la calidad de mayor prestigio

Povisa recoge hoy en Barcelona uno de los premios de mayor prestigio en el mundo de la sanidad a nivel nacional y también europeo: el Avedis Donabedian a la excelencia en la calidad de los hospitales.
Lo ganó ex aequo, en empate técnico, con el Hospital Puerta del Hierro de Madrid. El año pasado el galardón había recogido en el Vall D'Hebrón. La candidatura de Povisa  consta de 1.200 folios, llenos de cifras de resultados, programas y protocolos que les han llevado a este reconocimiento. 
“Esto no es casualidad, detrás hay un importante trabajo en equipo”, decía ayer la directora de Enfermería y Calidad de Povisa, María Antonia Muñoz, que tenía previsto acudir a la gala de los premios en el Palau de la Música junto con el consejero delegado, José Silveira,  el director asistencial, Luis Geremías, y el director de Planificación y Sistemas, Andrés Marcuño. El hospital se muestra orgulloso por este reconocimiento y lo ve como una buena noticia para Vigo y para Galicia.

los motivos del premio
María Antonia Muñoz explica que el premio se debe al plan de calidad y seguridad del paciente, que es uno de los factores estratégicos del hospital y que reúne dos condiciones, está impulsado por los propios profesionales y se mide con encuestas de satisfacción a pie de cama de los usuarios. Actualmente funcionan en Povisa 17 equipos de mejora de la calidad, el 90% formados por médicos y enfermeras, que han implantado mejoras y han logrado hacer evidentes y medibles unos resultados clave para los pacientes.
¿Por qué es especialmente importante este premio? Lo es por la propia organización convocante, un instituto solvente que está adscrito a la Universidad Autónoma de Barcelona, que as su vez cuenta con una cátedra de Seguridad y Calidad Clínica. También porque solo se concede si existen resultados y pruebas concluyentes irrefutables; por la lista de hospitales que han logrado el premio en ediciones anteriores y que están entre los mejores públicos y privados; y por la proyección internacional que tienen estos premios por ejemplo en EEUU donde se tienen en cuenta en términos de competitividad.
“El premio encumbra el trabajo en equipo. Un hospital lo hace  el know how y las ganas de innovar que tiene los profesionales. Si les das los medios adecuados y un cierto liderazgo estoy segura de que responden”, señala Muñoz, quien anuncia que van a seguir “midiendo mejoras y con nuevos proyectos para la mejora continua”. 


El Código Ictus bajó a la mitad las complicaciones al paciente

Uno de los motivos que llevaron a la concesión de este premio tiene que ver con la creación de un Código Ictus así como una unidad de ictus dentro del hospital que dispone de seis camas. El ictus es la segunda causa de muerte en España, de ahí el interés por mejorar su atención. Hasta hace poco solo existía en Santiago y se acaba de crear la del Cunqueiro.
 El Código Ictus de Povisa, que ya arrojó resultados concretos por ejemplo en tiempos de respuesta o en la disminución de complicaciones para el paciente, forma parte de su plan de “Mejora de Procesos” y está completamente informatizado. Desde que entra una persona en Urgencias con sospecha de ictus, una dolencia en la que el tiempo es clave, se abre una alerta que llega a las pantallas de todos los médicos y enfermeras de Urgencias como prioridad uno, sale un perfil de solicitud de pruebas de forma automática (a los servicios de Laboratorio y Radiodiagnóstico) y hay un aviso a Medicina Intensiva por si el paciente es candidato a fibrinolisis. 
Ahora el cien por cien del personal de Urgencias (y también el de la unidad de ictus) está adiestrado en el manejo de esta patología.
La aplicación del Código les hizo pasar de una tasa de complicación (hemorragia cerebral sintomática después de aplicar la fibrinolisis) del 14% al 7,8%. Además, ante  una sospecha de ictus isquémico con menos de tres horas de evolución ahora se realiza un TAC en el cien por cien de los casos.
María Antonia Muñoz recuerda que en 2009 España activó el Código Ictus extrahospitalario, que funciona muy bien, pero el Código intrahospitalario no funcionaba de forma homogénea en todos los hospitales.

El familiar sabrá qué se hace dentro de Urgencias

Povisa cuenta con informáticos de la salud, que son los que diseñan programas propios para el hospital y de vanguardia. La fundación que concede los premios dio mucha importancia a un sistema completamente innovador,  en el que entra en juego una vez más la informática, que va dando información permanente a los acompañantes y familiares de un paciente que esté en Urgencias de todos los tiempos de su atención (si el paciente ya pasó a Rayos, si está pendiente de resultados, si le solicitaron una interconsulta a otro servicio). Desde Povisa destacan que se trata de asegurar los derechos de los pacientes y sus familiares a una información puntual. También permitió optimizar los tiempos de respuesta.
También relacionado con las nuevas tecnologías, valoraron la plataforma de teleformación para pacientes y familias que usan las pantallas a pie de cama para consultar programas de educación de la patología que padecen y le dotan de habilidades para que al salir del hospital convivan mejor con su enfermedad. Otra función de esta plataforma es la elección de los menús diarios y ahora también informan de los alergenos que contiene cada alimento.

Las infecciones hospitalarias, por debajo de la media estatal

La Fundación Avedis Donabedian valoró muchos otros programas de Povisa. Uno de ellos es la solución innovadora para reducir la morbi-mortalidad o el deterioro del paciente hospitalizado, por el que hace año y medio  crearon un sistema para detectar precozmente el riesgo de parada cardiorrespiratoria. El hospital tuvo en cuenta que más del 30% de los pacientes ingresados tienen más de 70 años y además de un problema de salud puntual tienen patologías de base que se pueden complicar. En este caso trabajan en equipo varios servicios y el resultado es que la respuesta se redujo de 8 a menos de 3 minutos en caso de parada cardiorrespiratoria. Otro programa es la gestión del riesgo aplicado a la tecnología médica, que evalúa el riesgo para los pacientes y exige entre otras muchas cosas formar al personal y hacer simulaciones antes de usar equipos nuevos con los pacientes. Tienen también un plan de reducción de la infección hospitalaria, con un sistema de vigilancia y control de la infección nosocomial muy proactivo que ya se puede  medir en cifras: en los últimos años Povisa sale por debajo de la media gallega y estatal en Neumonía  (1,29 frente al 4,95 de Galicia y 3,67 de España en 2014), en Bacteriemia y en Resistencia (manejo de los antibióticos) según los datos del Ministerio de Sanidad para hospitales medianos (entre 300 y 600 camas).n