Vigo

El positivo de una jueza activa el protocolo covid en el juzgado

Vigo

vigo

El positivo de una jueza activa el protocolo covid en el juzgado

La Escuela de Enfermería de Povisa continúa funcionando con normalidad.
photo_cameraLa Escuela de Enfermería de Povisa continúa funcionando con normalidad.
Una mujer de 79 fallece en su casa en Vigo mientras el área supera ya los 500 enfermos

Una mujer de 79 años con patologías previas se convirtió en la víctima 138 en Vigo desde que se inició la crisis sanitaria en marzo. El fallecimiento, según informa el Sergas, se produjo en esta ocasión en su domicilio y no en el hospital ni en una residencia. El 91 por ciento de los fallecidos tenían más 70 años y no se ha registrado ningún deceso por debajo de los 50.
En paralelo, el área sanitaria de Vigo -26 ayuntamientos del sur de la provincia- volvió a superar los 500 enfermos (512) tras sumar 16 más en las últimas 24 horas, y un total de 26 nuevos contagios, aunque la buena noticia es que fueron algunos menos que el día anterior (40). Desde el 1 de octubre no se había alcanzado el medio millar de casos activos, y tras un descenso de varias jornadas, desde el jueves ha habido una progresión al alza importante, con 200 infectados en cinco días y el estado de alarma naranja para la ciudad. Ya hay 28 ingresos hospitalarios, de ellos ocho en las unidades de críticos (uno más). 

Uno de los positivos se detectó en una magistrada de Vigo, lo que llevó a la Xunta a activar el protocolo anticovid en los juzgados. Fuentes de la Administración gallega detallaron que, tras tener conocimiento de este positivo, se ha ordenado la limpieza del despacho de la afectada y de las zonas comunes. Asimismo, se ha dado traslado del caso a la jefatura territorial de Sanidad, que deberá determinar si se hacen más pruebas o si se procede al aislamiento de personas de su entorno más cercano. Por su parte, el portavoz del sindicato Alternativas na Xustiza-CUT recordó que en cada juzgado hay 10 trabajadores que están en contacto directo durante 8 horas diarias y reclamó que se pusieran a todos ellos en cuarentena, además de realizar las pruebas PCR.  

EN POVISA

Por otra parte, un brote de covid detectado en seis estudiantes de la Escuela de Enfermería de Povisa y otras tres personas -los padres de una alumna y una vecina- conllevó la suspensión de la docencia presencial una semana para la clase a la que pertenecen, de tercer curso. Fuentes del hospital vigués detallaron que el contagio se produjo en el marco en una reunión privada de estas personas, en concreto, durante una comida celebrada el primer fin de semana de octubre.
Tras ese encuentro, los alumnos contagiados no regresaron al centro, ya que en el mismo se alternan la docencia presencial y la telemática y los días posteriores su grupo debía seguir las clases a distancia. Además, tras tener conocimiento de los contagios, se sometió a los demás alumnos de tercer curso a pruebas PCR, que arrojaron resultados negativos. Sin embargo, por precaución, se ha procedido a la suspensión de la docencia presencial para este curso, que continúa las clases de modo telemático. También se suspendieron las prácticas en centro sanitarios. 
Mientras en la residencia de mayores Santa Marta, en Alcabre, continúa estabilizada la situación tras la aparición de un brote, y desde el pasado viernes hay 13 usuarios enfermos, mientras que los trabajadores afectados ya están recuperados en su totalidad, según Política Social. Además, Sanidade informó ayer de que hará cribados en las residencias universitarias de Vigo. n

Comentarios