Atlántico

VIGO

Nueva condena de tráfico para el causante de un siniestro mortal

Un conductor que en 2014 fue sentenciado a tres años de cárcel y a casi cinco sin carné por un homicidio imprudente, cogió una moto en 2017 y huyó a 140 km/h de la Policía Local

imagen del vehículo siniestrado en el accidente mortal ocurrido en diciembre de 2012
imagen del vehículo siniestrado en el accidente mortal ocurrido en diciembre de 2012
Nueva condena de tráfico para el causante de un siniestro mortal

En 2012, I.C.C. conducía en estado ebrio y tras haber ingerido drogas el Audi que se empotró contra un camión en la avenida de Citroën. En el impacto murió uno de los cuatro ocupantes, un joven de 22 años que iba en la parte de atrás, mientras que los otros tres resultaron heridos. Tras asumir su responsabilidad en el siniestro, fue condenado a tres años y tres meses de cárcel por homicidio por imprudencia grave y a cuatro años y nueve meses sin carné.

Antes de que se extinguiera el plazo de prohibición para volver a pilotar, en noviembre de 2017 la Policía Local le localizó a los mandos de una moto realizando un cambio de sentido por la calle Elduayen  y pisando una línea contínua. Cuando los agentes le dieron el alto, el conductor aceleró de forma brusca y emprendió una huida a gran velocidad, llegando a los 140 kilómetros por hora, rebasando semáforos en rojo y perdiendo finalmente el control de su vehículo  cerca de Isaac Peral y chocando contra el coche policial. 
Por estos hechos, regresó ayer de nuevo al juzgado de lo Penal 2. El conductor, de ahora 33 años, admitió lo ocurrido y su defensa pudo llegar a un acuerdo de conformidad con el fiscal, lo que le supuso una rebaja de condena que inicialmente era de hasta dos años de prisión y cinco sin carné de conducir al incluir el agravante de reicindiencia y acusarle de los delitos de conducción temeraria, y careciendo del permiso de conducir.
El acusado tras impactar contra el vehículo policial durante su periplo de huida por las calles de Vigo, salió despedido cayéndose al suelo. El impacto ocasionó daños en el vehículo policial y también lesiones en dos agentes.n