Atlántico

VIGO

Muñoz propone un código ético "contra el clientelismo"

La candidata del PP apuesta por "erradicar las políticas socialistas de favorecer a amigos y familiares"

Elena Muñoz, ayer en Teis, explicando su programa para Vigo y para el barrio.
Elena Muñoz, ayer en Teis, explicando su programa para Vigo y para el barrio.
Muñoz propone un código ético "contra el clientelismo"

La candidata del PP, Elena Muñoz, propuso activar la comisión de control de la contratación y un código ético para "erradicar las políticas socialistas de favorecer a amigos y familiares". 
En este sentido, aseguró que la mayoría absoluta de Caballero les lleva a pensar que tienen “barra libre” para hacer lo que quieran sin dar explicaciones, y afirmó que “es un comportamiento intolerable sobre el que ya hay una sentencia, que no será la última”, en referencia al caso del enchufe de la cuñada de Carmela Silva, por el que un funcionario ha sido condenado a cinco años de cárcel por colocar a la familiar de la número 2 del PSOE vigués en un trabajo que no hizo nunca y por el cobró más de 128.000 euros.  Consideró “imprescindible” estas medidas tras el último “escándalo” relacionado con una empresa vinculada al hijo de dicho funcionario, con la paralización a última hora del contrato. “La paralización es un auténtico paripé”,  dijo Elena Muñoz, quien aclaró que la decisión de la junta de gobierno local de desistir del procedimiento de contratación se debió “única y exclusivamente” a la denuncia del concejal del PP y miembro de la mesa de contratación, Miguel Fidalgo; y que estamos en campaña electoral. “En cualquier otro momento hubiesen realizado esta contratación, como han demostrado durante todos estos años”, alertó la candidata popular, quien recordó que este mismo funcionario -que “maniobró para enchufar a la cuñada de Carmela Silva”-, llevaba más de 4 años contratando con una empresa vinculada con su familia por un importe superior a 400.000 euros.   
Muñoz abogó por acabar" con las cada vez más extendidas prácticas de nepotismo en el Concello y defendió la necesidad de aprobar un Código Ético si llega a gobernar que “ponga cortapisas” al modelo clientelar del actual gobierno vigués, “para cumplir con la transparencia y la legalidad”. “Ya está bien de utilizar los cargos públicos en beneficio propio”, dijo, para agregar que “el gobierno socialista no puede seguir utilizando su poder para tejer una red clientelar de familiares y amigos”. A su juicio, “el gobierno local ha convertido el Ayuntamiento en una agencia de colocación del PSOE en connivencia con las concesionarias“. “El objetivo es que ningún funcionario condenado por un delito (en este caso a cinco años por el enchufe de la cuñada de Silva), por malversar fondos públicos, pueda campar a sus anchas con impunidad”, dijo.