Luis García Rey presenta su novela "Axel"

Luis García Rey: "El vigués quiere mucho a Vigo, lo descubrí cuando me fui"

Luis García Rey, en el set de Atlántico TV.
photo_camera Luis García Rey, en el set de Atlántico TV.

Luis García Rey (Vigo, 1981) visitó el set de Atlántico TV para presentar su primera novela, “Axel”, una propuesta de género negro, donde dos policías, Axel y Loor, investigan el asesinato de un famoso periodista deportivo.

 

 

El rostro de Deportes Cuatro cambia a la sección de cultura con una primera novela llena de tramas y giros argumentales. Una apuesta fuerte.

Soy un valiente. Con el confinamiento encontré tiempo, soy lector de novela negra, me gustan las tramas complejas con distintos escenarios que confluyen en una misma.  Eso fue lo que busqué, una en Vigo, donde nací y otra en Madrid, donde vivo. Parecen independientes, pero cuando llega el pasado acaban tocándose. 

Todos los personajes arrastran sus propios problemas, ¿le gustan los protagonistas con muchas aristas?

Todos tenemos demonios, hay quienes están un poco mejor y otros, un poco peor, pero todos arrastramos complejos, miedos e inseguridades. Axel es un chico de Vigo, policía en Madrid, heterosexual que, por algo que sucedió en su pasado, le dan miedo las mujeres y su compañera Loor lleva un peso, una culpa que le impede avanzar y ser feliz, cuando se  descubra su historia, el lector va a empatizar y entender que se comporte de esa manera. 

Una de las tramas sucede en un Vigo muy identificable.

Es mi Vigo, nací y viví aquí hasta los 18 años y conservo toda mi familia en esta ciudad. Iba a Pénjamo y a Patos, muchos de mis amigos hacían surf y por la noche, salía en Churruca, También está reflejado el carácter más gallego, esa nostalgia, el ambiente lluvioso y el  amor propio por la ciudad, el vigués quiere mucho a Vigo, fue algo que descubrí cuando me marché de la ciudad. Me encanta.

Aún así no se libra de una vinculación con el narcotráfico.

En la trama es necesaria algo de acción que enganche al lector. El narcotráfico es la lacra de la sociedad europea y gallega que tiene en las Rías Baixas la puerta de entrada. Hay planeadoras que hacen descargas y chavales que tontean con la droga. Aquí son dos amigos que piensan que controlan y se meten en un lío tremendo porque con la droga nunca sale bien.

En medio del género negro se permite una especie de guía gastronómica por Madrid. ¿Son locales reales?

Algún no, por circunstancias del argumento, pero la mayoría de los restaurantes existen. Me gusta la gastronomía, soy gallego y suelo visitar los locales de moda. De la novela se pueden obtener referencias donde la comida es espectacular, a Axel le gusta vivir bien.

El periodismo deportivo está muy presente, ¿deformación profesional?

Me gusta el deporte, lo practico y lo cubro como profesional. Aparece la radio como mecanismo de defensa, al ser la primera novela me dijeron que usase un escenario que conozco, en el que me mueva con comodidad, conozco la terminología y puedo describir los escenarios. Si tuviese que escribir sobre arquitectura medieval, lo tendría más complicado.

Espero que en la radio no exista ese ambiente que describe.

No, somos todos amigos y nos llevamos de maravilla, si discutimos es por una jugada. Pero eso no da para escribir una la novela. Hubo una época en que las dos grandes figuras estaban enfrentadas  y lo hacían público a través del micro, no se escondían.

¿Habrá segunda parte?

El caso se cierra, pero quedan hilos de los que tirar. Me divertí mucho escriendo, conecté mucho conmigo mismo. Me apetece pasar más tiempo con Axel y Lors. Esto está empezando, pero puede continuar.

Te puede interesar