Operación antidroga

Tres detenidos por el envío de cocaína en melones por Vigo

Un contenedor de Brasil tenía media tonelada de droga y uno en la localidad lusa de Sines, otra media oculta en zumos

La Policía ha desbaratado el último método utilizado por los narcotraficantes para tratar de eludir los escáneres  portuarios e introducir droga por vía marítima. Se trata de colar la cocaína en bolsas esféricas de goma en el interior de melones previamente vaciados. Un operativo conjunto entre la Udyco Vigo, Greco Galicia, Agencia Tributaria y Policia Judiciaria lusa ha permitido interceptar un doble cargamento con cocaína por encima de la tonelada en contenedores en los puertos de Sines y Vigo. 

En el caso portugués, la cocaína había sido camuflada dentro de latas de zumo.  En dicha operación, denominada “Puma”, fueron detenidas  tres personas, una de ellas lusa,  con edades comprendidas entre los 49 y 52 años.

 

 

La investigación comenzó hace meses en Portugal, donde se tuvo conocimiento de que la existencia de una organización dedicada a introducir droga en la península. El punto de partida fue el hallazgo del cargamento de zumo y a partir de ahí, la labor policial permitió conocer que había en marcha otro envío hacia un puerto gallego, en concreto el vigués. Fue así como se inspeccionó un contenedor de fruta, procedente de Brasil, sobre el que había sospechosas de que podría estar relacionado con la misma organización. 

Tras su localización es inspección, se encontró en el interior un total de 21 palets de melones. Los agentes comprobaron, una vez abiertos, que habían sido vacíados, carecían de pulpa. En su lugar, habían colocado  bolsas esféricas de goma con cocaína.  Fueron contabilizados 490 kilos de cocaína, que se sumaron a los 535 descubiertos unas semanas antes en el puerto portugués de Sines.

Fuentes policiales confirmaron que la operación sigue abierta para localizar a las personas encargadas en Vigo de realizar la recogida del cargamento interceptado.

Envíos de difícil detección

La Policía Judiciaria portuguesa fue la que informó a la Policía española tras descubrir el cargamento de zumos. Según fuentes de las autoridades lusas, la droga estaba dentro de las latas y era de difícil detección. De hecho, los agentes tuvieron que destruir cada uno de los envases para poder extraer la cocaína. A raíz de este hallazgo y la detención de tres individuos, se pudo comprobar que la organización estaría utilizando el mismo mecanismo para introducir cocaína en contenedores con apareciencia legal a través de puertos españoles.  Fue así como la Udyco Vigo y el Greco Galicia lograron localizar el que sería el segundo envío de la organización criminal en la dársena viguesa. Todo estaba preparado para pasar lo controles sin detección.

Te puede interesar