Vigo

El histórico barco vigués ‘Islas Ficas’, enviado a Marín para su desguace

Vigo

El buque, construido hace cuarenta años, fue el emblema del transporte marítimo en la Ría

El histórico barco vigués ‘Islas Ficas’, enviado a Marín para su desguace

El ‘Islas Ficas’, un clásico del transporte marítimo, llegó esta semana al puerto de Marín donde será finalmente desguazado al no encontrarse otra función para un barco que tiene tras de sí una larga historia en la Ría de Vigo. El barco, propiedad de la Naviera Mar de Ons fue, además, el escenario donde se desarrolló la película ‘Los lunes al sol’.
El ‘Islas Ficas’ fue construido en Marítima del Musel en Gijón, en 1968, para la empresa Vapores de Pasaje, que lo utilizó durante treinta años. Cuando esta quebró, Mar de Ons lo adquirió en subasta pública y lo empleó para diversos fines, aunque por su estado pronto fue reemplazado por unidades más modernas. El buque tenía un aforo inicial de 500 plazas y en su día, cuando llegó para sustituir a las viejas ‘lanchas’ de vapor, fue el emblema de la modernización del servicio de transporte de Ría. Es un barco de una sola hélice y construido en hierro, salvo el puente que es de aluminio. Tiene 33,7 metros de eslora y 7,6 de manga. Su historia no se reduce a su participación cinematográfica, ya que también fue el barco que trasladó a los obreros de Astano hasta Bazán para finalizar la construcción del ‘Discoverer Enterprise’, la plataforma que soltó amarras y derribó el puente de As Pías, en Ferrol. El ‘Ficas’ también participó activamente en las labores de limpieza de chapapote tras el desastre del ‘Prestige’, pero ha pasado sus últimos días en los muelles de Bouzas yOBerbés a la espera de un destino que no ha llegado.


El nombre del ‘Ficas’, fruto de una confusión sobre las Cíes

Una de las curiosidades del ‘Islas Ficas’ es su propio nombre, que es producto de una confusión mil veces contada por Rodrigo Freire, quien fue su propietario durante años. La denominación original del barco era ‘Islas Sicas’, que es una de las formas en que históricamente se conocían a las Cíes. Sin embargo, el encargado de anotarlo en el libro confundió la ‘s’ con la ‘f’, y el resultado es un híbrido sin sentido que se ha mantenido durante años. Curiosamente, el propio nombre de las Cíes proviene al parecer de otra confusión: según señala Gerardo Sacau, el mayor especialista en la toponimia del entorno de Vigo, Sicas o Sikas dio como resultado Síes, con ‘s’, pero los topógrafos consideraron que era una forma de pronunciar la ‘c’ propia de la zona (con seseo), comenzando a fijar en las cartas las islas como Cíes, nombre que se ha consolidado oficialmente.

Comentarios