Atlántico

VIGO

“Gonzalo de Vigo" vuelve al mar

El velero "Dolphin Dance" lleva diez años en un muelle del Berbés tras ser apresado con cocaína. El Puerto lo ha vendido hace poco más de un mes por 2.800 euros a un grupo que dará la vuelta al mundo 500 años después.
El "Dolphin Dance", que será renombrando "Gonzalo de Vigo", al lado de la estatua del marino.
El "Dolphin Dance", que será renombrando "Gonzalo de Vigo", al lado de la estatua del marino.
“Gonzalo de Vigo" vuelve al mar
Un grupo de vigueses acaba de adquirir el "Dolphin Dance" , un velero apresado hace diez años por efectivos de Vigilancia Aduanera con 250 kilogramos de cocaína, para restaurarlo y renombrarlo "Gonzalo de Vigo". El nombre elegido no es casual: la idea, explica Sergio Carabaña, uno de los impulsores, es la puesta al día del yate, hoy una ruina, para a continuación embarcarse en dar la vuelta al mundo siguiendo el itinerario de la expedición de Magallanes y Elcano, donde participó el marinero vigués epónimo, hoy con estatua en O Berbés. La historia de Gonzalo de Vigo es una de las más singulares del siglo de los descubrimientos. Hace ahora 500 años, atravesó el Atlántico con Magallanes, entrando en el Pacífico por el paso que desde entonces lleva el nombre del navegante portugués a las órdenes del rey Carlos V. Tras su muerte en Molucas, Gonzalo desertó y se quedó en una isla, siendo así el primer europeo en vivir en Polinesia. Unos años más tarde, volvería Elcano y Gonzalo de Vigo pidió ser perdonado -la deserción estaba penada con la muerte-, así que volvió a bordo y siguió rumbo hacia España, sin saberse qué fue de él. Carabaña, madrileño asentado en Vigo, explica que en ocho meses estará puesto al día el yate y que ya han conseguido apoyo económico de empresas del sector industrial y naval para repetir la proeza navegando a vela. El V Centenario de la expedición se conmemora dentro de unos días: el 20 de septiembre, luego de partir de Sevilla en 1519, salieron los cinco barcos desde Sanlúcar. Sólo regresaría uno, tres años después, la "Victoria", con Elcano y apenas un puñado de supervivientes. Curiosamente, la idea inicial nunca había sido circunnavegar la Tierra, sino encontrar una ruta comercial a las islas de las especias. Fue tras la muerte de Magallanes que Elcano optó por regresar por el camino conocido, por el Índico y África. 
La restauración del ex "Dolphin Dance" llevará varios meses, así como los preparativos. "Vamos a salir cuando las condiciones sean las mejores, con el verano austral", explicó el portavoz de la expedición del "Gonzalo de Vigo", barco que tendrá un mejor epílogo tras ser interceptado en 2009 a unas 600 millas de Cabo Fisterra y 300 de Irlanda, luego de partir del Caribe con cocaína a bordo. En aquella operación fueron detenidas 49 personas, ocho de ellas en la Costa del Sol, los dos tripulantes del velero, y el resto en el Reino Unido. n