El festivo en Portugal colapsa Vigo con miles de visitantes por Navidad

El centro de la ciudad, repleto por el aluvión de visitantes portugueses que se acercaron a disfrutar de la Navidad viguesa.
photo_camera El centro de la ciudad, repleto por el aluvión de visitantes portugueses que se acercaron a disfrutar de la Navidad viguesa.

Los accesos se bloquearon desde primera hora de la tarde ante la afluencia de coches llegados del país vecino

Las luces de Navidad comenzaron a atraer ya la primera avalancha de turistas a la ciudad. En este caso, fue el turno de los visitantes lusos, que ayer y durante todo el fin de semana llenarán la ciudad. No hay más que darse una vuelta por las zonas céntricas y escuchar en la mayoría de terrazas y tiendas el idioma portugués.

 

 

Esto de debe a que el 1 de diciembre es festivo en el país vecino al celebrar su independencia con respecto a la monarquía hispánica en 1640. Curioso que, por su celebración, los portugueses visiten terreno español, en concreto Vigo. La Porta do Sol fue lo más concurrido, con cientos de lusos. Lo extraño era escuchar el idioma castellano por sus terrazas y desde bien temprano se produjeron colas para montar en el tiovivo.

 

 

Ni el plan de tráfico específico propuesto por el Concello de Vigo  pudo contener la gran afluencia de visitantes que entraron en la ciudad, pese a que el dispositivo se inició tres horas antes de lo previsto y con un total de 41 agentes, 15 más que lo normal.

En la Avenida de Madrid se vivieron momentos de atascos de varios kilómetros desde primera hora de la tarde de ayer. Incluso la salida que conecta Mos con la A-55 se vivieron retenciones. En Beiramar también se vivieron momentos tensos en la Paellera ante la afluencia de coches llegados del país vecino. Algunos, los más “listos”, aparcaron directamente en los aledaños de la rotonda, teniendo que intervenir la grúa municipal. En la Rúa Areal también se vivió un gran colapso entre visitantes y conductores vigueses durante horas.

No solo se desplazaron en vehículos particulares, también lo hicieron en el Tren Celta y en autobús. De hecho, tanto el jueves como ayer los trenes que partieron por la mañana desde Porto-Campanha hacia Vigo estaban completos, y más de la mitad de los autobuses llegados a la intermodal de Urzaiz desde Portugal no contaban con asientos libres. 

Las agencias de viajes lusas tuvieron mucho que ver. La gran mayoría, sobre todo las cercanas a la frontera, ofertaron varios autobuses para vivir la “mágica Navidad de Vigo”, según anunciaban. Muchas de ellas llenaron sus plazas rápidamente y contaron con más tirón que otros destinos más alejados pero de gran tradición navideña como Viena o Nuremberg. Las aglomeraciones durarán hasta el domingo. Una visita expréss que vuelve a colapsar, como todos los años, la ciudad.

"Podemos decir que hoteles y restauración están al 100%"

Iván Sánchez, de la Asociación de Hostelería de Vigo (Ahosvi), admitió que tanto hoteles como restaurantes se encuentran al máximo de su capacidad: “Superan ya el 95%, lo que ya consideramos un lleno, aunque todavía quedan habitaciones donde se puede uno hospedar”. Todo ello debido al festivo en Portugal que “ya lo teníamos localizado y nos preparamos para esa afluencia”. Se espera mucho turismo nacional en el Puente de la Constitución.

Te puede interesar