Atlántico

VIGO

El Concello prefiere una nueva presa en Eiras para garantizar agua a Vigo

 Abel Caballero considera que el problema de abastecimiento que acecha a Vigo es el más importante que tiene planteado la ciudad en este momento, por eso quiere aprovechar la mano tendida del Ministerio de Transición Ecológica para "resolverlo para un siglo, porque el año pasado estuvimos a un mes de quedarnos sin agua", recordó.

El Concello prefiere una nueva presa en Eiras para garantizar agua a Vigo


La ministra Teresa Ribera llamó al alcalde de Vigo el miércoles para confirmarle que habrá una reunión a tres bandas (Concello, Xunta y Gobierno) lo antes posible.
Tres son las alternativas que están sobre la mesa, la primera es la ampliación de Eiras, aunque los técnicos no se ponen de acuerdo sobre si la presa aguantaría; la segunda es una nueva presa en la cola del actual embalse y con similar capacidad, serían unos 17 hectómetros cúbicos (Eiras tiene 22) y costaría 54 millones de euros. Es la opción que prefiere el Concello, la presa estaría en el municipio de Fornelos, se surtiría del agua del Oitavén y no habría daño económico ni social, porque en la zona no hay casas, y esta presa surtiría a la principal en épocas de sequía y el abastecimiento se produciría por gravedad. La tercera opción, que defiende la Xunta, es el trasvase del Miño de Tui a Vigo a lo largo de 50 kilómetros, con agua de peor calidad y con bombeo. El presupuesto es de 38,4 millones.
Caballero recordó que Eiras se construyó para un Vigo de 200.000 habitantes y ahora surte a 700.000.El alcalde aseguró que "llevábamos 8 años esperando" y que "Feijóo quiere que Vigo se quede sin agua".