Vigo

Cómplices vigueses de los Reyes

Vigo

vigo

Cómplices vigueses de los Reyes

Antes de la cabalgata, los Reyes tienen el día 4 una cita en los Capuchinos con Vida Digna.
photo_cameraAntes de la cabalgata, los Reyes tienen el día 4 una cita en los Capuchinos con Vida Digna.

Iniciativas de ONG, colectivos y particulares procuran que ningún niño se quede sin regalos debajo del árbol, convirtiéndose en los ayudantes locales de sus majestades, haciendo un llamamiento a la solidaridad

La Navidad es una época de contrastes. Si por un lado destaca el consumismo, también es el momento en que se ponen en marcha más iniciativas para ayudar a los demás. Los niños, los grandes protagonistas de estas fiestas, son también el objetivo de ONG, colectivos y particulares que trabajan para que a los Reyes Magos no se les quede ninguna casa sin visitar.
Vida Digna, presidida por Ricardo Misa, lleva años recogiendo juguetes en distintos centros comerciales. Los voluntarios, en tres turnos, hacen guardia en los dos Alcampo o Toys´R´Us, donde envuelven regalos, y en la asociación de la Policía para recibir los paquetes donados por los vigueses. Así, el 4 de enero recibirán a Melchor, Gaspar y Baltasar en los Capuchinos para hacer el reparto. La pasada Navidad distribuyeron 2.000 sorpresas entre 500 pequeños. Este año tienen apuntadas catorce familias más con escasez de recursos.
El colectivo Stop, con Carlos Leiro al frente, lleva ocho años implicado en la campaña “Cada Niño un juguete”. A través de una red de  catorce comercios y locales colaboradores repartidos por toda la ciudad, junto a otros tres en Chapela, Nigrán y Gondomar, hacen acopio de las donaciones que trasladan a una nave en Alcabre con la colaboración de los taxistas Élite. El año pasado lograron reunir más de 4.000 paquetes, de los que mil fueron enviados a los campamentos de refugiados a través de la Asociación de ayuda al Pueblo Sirio. El resto se destinó a familias sin ingresos en la ciudad.
Desde 2012, y a iniciativa de un grupo encabezado por la mosense Lala Doniz, comenzó a funcionar Elfos y Calcetines, que en 2016 se amplió a Pantuflas y este año a Babuchas. Es toda una red que ya opera por toda Galicia, donde el trabajo se camufla como magia. Moviliza a 3.910 elfos, padrinos que harán realidad un deseo expresado a través de una carta de alguien que no conocen, un niño (calcetín), un mayor (pantufla) o un adulto en riesgo de exclusión social (babucha). La compra no puede superar los 35 euros. Se entrega en un punto elfo (en Vigo hay 19), donde es recogido por los voluntarios. Colaboran directamente con 50 administraciones o entidades sociales que localizan a los destinatarios. Para almacenar y transportar también lo hacen a través de colaboraciones desinteresadas de particulares y empresas. En esta edición ya tienen asignadas todas las misivas, con lista de espera por si falla algún elfo.
Los Reyes Magos también cuentan con unos cómplices especiales en la Asociación a Golpe de Pedal. Durante todo el año está en marcha la campaña “Unha Bici, un Sorriso”, a través de la que recogen bicicletas viejas y en mal estado. En diez establecimientos y talleres de la ciudad las reparan y les dan una nueva vida. Los trabajadores sociales de la Concellería de Benestar Social se encargan de buscarles destinatarios en Cáritas, Aldeas Infantiles y Proviviendas. Esta iniciativa está operativa desde 2002 y en este tiempo le han dado una nueva misión a más de mil biciletas.
Desde la Asociación de Vecinos do Casco Vello realizan una campaña de proximidad. Con cinco puntos de entrega (la propia asociación, el CEIP Ramón y Cajal, el bar Princesa, Pitiusas, Trasnos y O Curruncho dos Titos), ejercen de ayudantes del Apalpador y hasta ayer recogieron más de 500 regalos. Con los paquetes ya preparados, los receptores serán cerca de ochenta familias con pocos recursos, residentes en el propio barrio.
Además de estas iniciativas específicas de esta época del año, ONG que trabajan durante todo el año como Cáritas, Cruz Roja o Banco de Alimentos, entre otros, dedican un apartado para los más pequeños, sirviendo de vía de comunicación entre los niños y los Reyes Magos.
 

Más en Vigo
Comentarios