El Centro Comercial Camelias da un giro y renueva identidad

La viguesa Natalia Galán, en el Centro Comercial Camelias, que dirige desde agosto.
photo_camera La viguesa Natalia Galán, en el Centro Comercial Camelias, que dirige desde agosto.
Su nueva gerente, Natalia Galán, propone conseguir en un año el 70% de la ocupación con  nuevas aperturas  de comercio local y franquicias internacionales

“Queremos presentarnos como un centro comercial alternativo, como referencia de tiendas especializadas que no se encuentren en otro lugar y al mismo tiempo, ser un espacio implicado con la vida del barrio, colaborando con ONG, favoreciendo el talento local, en breve firmaremos una colaboración con una entidad deportiva para realizar actividades”. La viguesa Natalia Galán, de 47 años, está al frente desde seis meses de la gerencia del Centro Comercial Camelias, un espacio pionero que tuvo que adaptarse a los nuevos tiempos desde su apertura en 1994.

La marcha de Inditex se equilibró con la apertura de Toys R Us, y pese a la actual liquidación de Natura, uno de los veteranos del centro comercial, el último giro de la dirección atrae a nuevas aperturas como una tienda cultura japonesa, una moda vintage de segunda mano o la próxima apertura de un salón de belleza, muy vinculado con caracterizaciones teatrales y eventos culturales. Además, se está negociando la instalación de una floristería o de franquicias internacionales como una conocida firma de restauración norteamericana y una tienda textil europea, que sería posible con la reunificando de locales. “Buscamos un concepto diferente, atrayendo negocios híbridos, que trabajen la venta online y la presencial, también a los jóvenes emprendedores con la libertad de horaria, que podrán cerrar al mediodía”, afirmó Galán.

Su perfil de cliente es el familiar y la mujer, entre 30 y 65 años, un abanico que pretenden abrir al público joven con opciones únicas “y que no existan en Vigo”.

Junto a la actividad comercial, la nueva gerente quiere fomentar el centro como lugar de encuentro en el barrio, formando parte de la Asociación de Comerciantes de As Travesas. “Hay desde un centro de ocio, hasta conexión wifi que atraen a los estudiantes, además las conversaciones en inglés de La Charlatana están funcionando muy bien”. Tras haber logrado incrementar diez puntos la ocupación, el objetivo que se plantea la gerencia es alcanzar entre el 60 y el 70% de los locales con actividad a finales de año. “Ya vemos brotes verdes, estamos trabajando hasta doce horas diarias para resultar atractivos a los jóvenes emprendedores, pero también a los clientes con presencia en redes sociales”. Su última propuesta es la organización de citas a ciegas exprés por San Valentín: “Diez solteros podrán encontrar su alma gemela en nuestro centro comercial, los que consigan hacer ‘match’ serán invitados a una cena”.

Con experiencia en consultoría de empresas y dos años en la gerencia del Mercado de O Progreso, Natalia Galán asume un nuevo reto.

Te puede interesar