Atlántico

VIGO

De banda sonora de cine mudo a Réquiem por Juana de Arco

“Missa Ionna Arcensis”, del compositor vigués Brais González, se estrenó en Primavera de Cine y el sábado sonará en La Soledad

Ana Domínguez presentó su película “Os fillos da vide” en la sección oficial.
Ana Domínguez presentó su película “Os fillos da vide” en la sección oficial.
De banda sonora de cine mudo a Réquiem por Juana de Arco

n n n Un festival de cine es algo más que un evento para proyectar las últimas producciones, es una fiesta en torno al audiovisual. Este es el concepto de Primavera de Cine, que ayer incorporó en su programación paralela el estreno de una banda sonora viguesa para la exhibición de un clásico del cine mudo, “La Pasión de Juana de Arco” (1928), de Carl Theodor Dreyer.
Con la colaboración del Conservatorio Superior de Música, a través de su festival Nas Ondas, ayer el compositor Brais González (Vigo, 1987) estrenó una banda sonora para este film “Missa Ionna Arcensis”, que este sábado se tocará en la iglesia La Soledad en formato Réquiem. “Lo compuse al revés, primero escribí la misa de difuntos y después la modifiqué para sincronizarla con las escenas de la película”, explica González, quien tocó el piano, al tiempo que dirigía un grupo once instrumentistas, acompañado del coro de cámara Rías Baixas, bajo la batuta de  Bruno Díaz. 
La elección de Dreyer no fue casual, tal y como explica el compositor: “La estructura del réquiem se adapta al concepto de la narrativa de Juana de Arco, donde también incorpora un claro componente religioso y de fe”.
Con la participación de alumnos y profesores del Conservatorio, en la pieza no hay un dominio de ningún instrumento sobre los demás, ya que es una obra orquestal con distintos papeles asignados: “Cada familia instrumental simboliza algo, así, la percusión representa a los inquisidores y los vientos suenan cada vez que Juana de Arco se comunica con Dios; yo tocó el piano y no tiene más importancia que los demás, ejerce de hilo conductor, de acompañamiento de fondo”.
A diferencia de la composición de bandas sonoras para producciones audiovisuales actuales, al escribir la música para el cine mudo, Brais González tuvo que tener en cuenta otros aspectos: “Hay que contar con que la banda sonora es lo único que va a escuchar el espectador y pasa de ser algo complementario que se integra en el transcurso de la proyección; es más complicado porque la música siempre está en primer plano, no se puede esconder nunca”.
A partir de ese punto, el compositor, con su agrupación Carpervek Trío, intentan actualizar el cine mudo: “Queremos superar la imagen de la banda sonora tradicional del pianista con bigote que pone música a estas películas, buscamos otra sonoridad diferente”.
Carpervek Trío suma más de doscientos conciertos para adultos, aunque muestran especial atención al público infantil: “Los niños no tienen clichés, están abiertos a todo y se les puede educar en otra estética”.
De forma paralela, Primavera de Cine continuó con las proyecciones de la sección oficial, tanto los cortometrajes gallegos y portugueses, en el Instituto Camões, y en el auditorio municipal, tres largometrajes: “Os fillos da vide”, de Ana Domínguez; “Alva”, de Ico Costas y “Extinçao”, el documental de Salomé Lamas.
Entre los invitados de la tercera jornada del festival estuvo la directora Ana Domínguez, que habló sobre su trabajo, en el que  narra la viña tradicional en Galicia y la relación que los habitantes de estas zonas tienen con sus tierras.
Hoy siguen los largometrajes en el Concello y de cortos de animación en el Marco.n