Atlántico

MAR

Armadores vigueses paralizan la renovación de la flota por el Brexit

Los pesqueros que faenan en Malvinas y Gran Sol tendrán que abandonar las aguas a partir del 31 si no hay acuerdo
Jornada sobre el Brexit para empresarios que se celebró ayer en la Cámara de Comercio de Vigo.
Jornada sobre el Brexit para empresarios que se celebró ayer en la Cámara de Comercio de Vigo.
Armadores vigueses paralizan la renovación de la flota por el Brexit
 La gran incertidumbre que se cierne sobre el Brexit ha provocado una paralización de las inversiones por parte de los armadores de Vigo con intereses en aguas británicas. Es el caso de la renovación de  la flota pesquera, barcos arrastreros nuevos que las empresas necesitan construir y que, por el momento se han quedado en 'stand by'. "Tenemos varios proyectos en cartera, pero se han congelado temporalmente", indicaba ayer en declaraciones a los medios Javier Touza, presidente de la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI), que recuerda que en los dos últimos años se construyeron tres buques arrastreros por valor de 25 millones de euros cada uno. 
Es solo un ejemplo del enorme impacto que dejaría el Brexit en Galicia -con 130 barcos, 1.700 tripulantes gallegos afectados de manera directa y cerca de 8.000 trabajadores contando el personal en tierra- y muy especialmente en Vigo, de donde es la mayor parte de la flota. Las importaciones de merluza, rape y gallo de Gran Sol supusieron el año pasado un valor de 300 millones de euros en la lonja viguesa y los productos procedentes de Malvinas, otros tantos. 
Con todo, los armadores piden que "impere la lógica y que se establezcan mecanismos para salvar esta situación de cara a un futuro acuerdo y que se produzca una salida ordenada de nuestra flota", señala el presidente de ARVI, que recuerda que las alternativas a estos dos caladeros sopondrían "un colapso y un sobreesfuerzo pesquero" por ser zonas ya saturadas como aguas irlandesas y francesas.
El presidente de la Cooperativa de Armadores de Vigo participó ayer en una jornada divulgativa celebrada en la Cámara de Comercio para la preparación del Brexit en el tejido empresarial  gallego. El encuentro, que contó con la subdelegada del Gobierno, Maica Larriba, y el alcalde Abel Caballero, en la inauguración, fue organizada por la delegación en Galicia del Instituto de Comercio Exterior (ICEX) dentro de una campaña promovida por el Gobierno con las Cámaras de Comercio y Confederaciones de Empresarios. 
En el caso de Galicia, la pesca es uno de los sectores más expuestos, mientras que el conservero, el vinícola o la automoción tienen intereses económicos en el mercado británico, que se encuentra entre los cinco países a los que más exporta la comunidad  gallega. 
Desde la patronal conservera, Anfaco, recuerdan que las empresas poseen "una larga trayectoria exportadora" con una presencia en más de 115 países de los cinco continentes, lo cual les ha dotado de "experiencia suficiente para aprovechar alternativas que compensen las posibles fluctuaciones de demanda y sus abastecimientos".