Vigo

300 euros anuales para salvar palmeras

Vigo

vigo

300 euros anuales para salvar palmeras

El Hotel Universal, con los restos de tres de las cuatro palmeras que lo adornaban.
photo_cameraEl Hotel Universal, con los restos de tres de las cuatro palmeras que lo adornaban.

El escarabajo Picudo Rojo ha acabado con la mayoría de ejemplares antiguos de palmera canaria de Vigo. Pero todavía podría haber una solución con un tratamiento probado con éxito en otros municipios próximos.

Cuando era niño aprendí que las casas de los indianos, aquellos que habían emigrado a las Américas y conseguido volver enriquecidos, se reconocían por las palmeras que flanqueaban la entrada y adornaban el jardín. Plantaban principalmente ejemplares de palmera canaria, que se convierte en una planta icónica, símbolo de poder y ostentación. 
Pero hoy la población de palmera canaria de Vigo está siendo diezmada por el escarabajo Picudo Rojo, un coleóptero procedente de Asia, asentado en la península desde principios de los noventa y en Galicia desde finales del año 2013, cuando es detectado en el vecino Gondomar. Sólo en la provincia de Pontevedra se tiene constancia de la tala de más de 2.000 ejemplares. El Rhynchophorusferrugineus coloniza las palmeras, alimentándose de ellas hasta matarlas. Las hembras pueden hacer puestas de hasta quinientos huevos de Picudo que, en estado larvario, excavan galerías en el tronco. Una muerte lenta y difícil de detectar a simple vista hasta que la infestación es ya muy intensa. 
De este modo han ido desapareciendo algunas de las palmeras más hermosas y antiguas de Vigo. Hablamos de los ejemplares de los jardines de Eijo Garay, cementerio de Pereiró, parque de Castrelos, Camiño Quirós, Villa Galicia, hospital Nicolás Peña, Villa Pilar o Villa Solita. 
Especialmente doloroso es el caso de las palmeras del Hotel Universal, cuyos restos dan la bienvenida desde hace meses a los cruceristas que desembarcan en la ciudad. 
Hace unas semanas también desaparecieron los árboles centenarios plantados en la antigua finca A Barxa, donde hubo una fábrica de cervezas y ahora se levantan las dos torres en cuyo bajo se encuentra la sede del Círculo de Empresarios. Los vecinos de García Barbón tuvieron que asumir el coste de la operación, que ha dejado el frontal del edificio con los restos de las palmeras.
Buscando palmeras fue como hallamos la casa de Antonio Comesaña, un indiano que regresó a su Alcabre natal hace más de un siglo. Sólo el tronco muerto de la planta contaba la historia que escondían los muros. Pero los vigueses de mañana no aprenderán que las palmeras flanquean las casas de los indianos. No les hará falta.

UNA PALMERA CON NOMBRE
En la playa del Vao todavía resiste la palmera que engalanaba el jardín del industrial Eugenio Rodríguez Otero, propietario de una fábrica de aceites y sebos donde hoy se encuentra la parroquia de la Paz. La palmera fue trasplantada a su ubicación actual en 1993 tras la reordenación urbana del Calvario, que significó la desaparición de la villa familiar. 
Los descendientes piden hoy al consistorio que trate de salvar una palmera de gran porte y antigüedad, cuyas vecinas han sucumbido ya ante el Picudo Rojo.

TRATAMIENTO EFECTIVO
Desde Arbogal, empresa especializada en el combate contra el Picudo Rojo, aseguran que los últimos meses han sido complicados en la lucha contra el escarabajo, principalmente debido a las altas temperaturas, que han ayudado a prolongar la etapa de vuelo del coleóptero. El arborista Tino Meis comenta que lo más importante es establecer un protocolo de actuación para los ejemplares afectados, distribuyendo en el tiempo los distintos tratamientos. Mediante endoterapia -inyectando a través de las fibras del tronco- o ducha en la copa, los especialistas emplean hasta cinco agentes entre los que se encuentra el hongo Beauveriabassiana. La empresa, que lleva palmeras para los concellos de Marín, Poio, Vilanova y Vilagarcía de Arousa, asegura que ninguno de los más de doscientos ejemplares que tratan en Galicia ha muerto todavía. Un seguimiento que puede costar aproximadamente trescientos euros anuales por ejemplar. 300 euros para salvar palmeras. n

Más en Vigo

Vigo

El Concello repartirá 75.000 mascarillas

  Entregadas por el Gobierno central, empezarán a repartirse sobres con cuatro mascarillas mañana en los mercados de O Calvario, Travesas, O…
Comentarios