Nigrán une los núcleos de Areíña y Parada con una nueva senda

El alcalde por la nueva senda peatonal que une Areíña y Parada.
photo_camera El alcalde por la nueva senda peatonal que une Areíña y Parada.
Los trabajos para habilitar la senda están finalizados y ahora solo falta el asfaltado de todo el tramo de carretera y los 200 metros de convivencia entre vehículos y peones

El barrio de Areíña y el núcleo de Parada ya están unidos por la senda peatonal realizada por el Concello de Nigrán y la Diputación de Pontevedra. 

Los trabajos de la senda peatonal de un kilómetro que vertebra la parroquia de Parada a través de la EP-2106 otorgándole a la zona plena seguridad vial  se encuentran ahora en su recta final. Las obras, iniciadas el pasado mes de octubre y adjudicados a Construcciones Y.C.Casas con una inversión total de 804.151 euros, están financiados al 30% por el Ayuntamiento de Nigrán con fondos propios y el resto por la Diputación. Dicha senda peatonal ya está concluida y ahora solo falta asfaltar todo el tramo de carretera y habilitar los 200 metros de la plataforma de convivencia entre vehículos y peones en la zona central (entorno de la iglesia y cementerio), asuntos que no se demorarán más de un mes.

“Esta mejora radical en la carretera fue posible gracias a un convenio con el anterior gobierno de la Diputación que incluía también el proyecto para habilitar una senda peatonal entre Camos y Chandebrito que, esperamos, se mantenga”, explicó el alcalde Juan González, quien también apuesta por avanzar en posteriores fases hacia Carrasca y San Pedro. “Esperamos que un cambio de gobierno en la Diputación no signifique dar carpetazo a los compromisos alcanzados anteriormente. La senda de Camos es también prioritaria para nosotros”, señaló en referencia a los 4,3 km que separan el Torreiro de San Roque (Camos) de Pracíns (Chandebrito), muy empleado por el vecindario para pasear pero no nula seguridad vial para los peones.

Este proyecto de un kilómetro que discurre desde el cruce de la Areíña al entorno de la iglesia comprende puntos sensibles como el cementerio, el torreiro, la cancha multideportes o la propia iglesia. “Esto es mucho más que habilitar una senda peatonal, esto es un cambio total en la vida del barrio, pavimentando en piedra zonas más urbanas, canjeando la iluminación y dotando la zona de nuevo mobiliario”, explicó el regidor, quien incide en que “al tratarse de una mejora tan grande y de una demanda histórica todos los vecinos expropiados lo hicieron de mútuo acuerdo”. 

La nueva senda tiene 2,50 metros de ancho y en la zona central de Parada la plataforma de convivencia se extenderá a lo largo de 200 metros.

Te puede interesar