Atlántico

MANUEL REIGOSA ROGER RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE VIGO

"Me siento orgulloso de haber recuperado el diálogo en la Universidad de Vigo"

Manuel Reigosa (Vigo, 1958) es catedrático de Fisiología Vegetal. Tomó posesión del cargo en junio, poniendo fin a una era de 20 años de sucesivos mandatos del grupo Alternativa Universitaria. Él mismo fue vicerrector de Investigación dos años con Alberto Gago.
 

El rector de la Universidad de Vigo, Manuel Reigosa.
El rector de la Universidad de Vigo, Manuel Reigosa.
"Me siento orgulloso de haber recuperado el diálogo en la Universidad de Vigo"

Reigosa trasladó su despacho al edificio de la Gerencia, ahora conocido como Exeria, donde ya estuvo hace más de una década mientras no se construía el nuevo Rectorado. Su último ocupante había sido Domingo Docampo. Ahora tampoco se celebran allí la mayoría de los Consellos de Goberno, que regresaron a la sala de juntas de Teleco aunque ya han dicho que rotarán.

¿Por qué ese cambio: es para mostrar su oposición a la política ‘de ladrillo’ o para marcar distancias con su antecesor?
No. Fue buscando la máxima efectividad. El Consello de Goberno se celebra en una mesa redonda donde se ven todos y esto lo hace más participativo que una cabecera separada y el público en otro plano. Es más positivo un ambiente igualitario para fomentar la participación. Y el despacho está aquí porque facilita el trabajo en común, en este edificio están las áreas Económica y de Planificación y la Gerencia.

¿Qué balance haría de los seis primeros meses de mandato? ¿De qué está más orgulloso?
Aparte de estar muy orgulloso del trabajo del equipo, que se está dejando la piel, lo más importante es la recuperación del diálogo. Lo prometimos como señal de identidad. No hay más que acercarse a los Claustros para ver que la gente participa y que hay voces diversas. Hasta ahora todos los documentos que fueron aprobados por el Consello de Goberno de cierta trascendencia se han visto enriquecidos por la participación de la comunidad universitaria. Ese talante también está siendo efectivo en las mesas de negociación del PDI (personal docente e investigador) y del PAS (personal de administración y servicios).

Uno de los ejes de su programa es el compromiso con las personas. ¿Han podido cumplir? ¿Qué esperamos para este año?
Con el PAS cumplimos todo lo marcado para 2018 y este año negociaremos la RPT (Relación de Puestos de Trabajo) y otros temas concretos. Con el PDI hay un par de mesas de negociación. Queremos fijar unos criterios claros y estables para la promoción y esperamos vaciar la bolsa de acreditados, la de catedráticos en 2 o 3 años como máximo.

¿Qué es la bolsa de acreditados?
Hay una serie de personas que han conseguido por sus méritos la acreditación nacional para presentarse a plazas de catedrático o de titular y que llevan tiempo esperando esa promoción. Hay universidades que ya han vaciado esa bolsa ya sea porque en su comunidad autónoma hay más facilidades o porque han seguido otras políticas. Nosotros tenemos unas 80 personas acreditadas como catedrático que pueden acceder a una plaza y tenemos una de las tasas más bajas de catedráticos con respecto al resto del personal. Lo mismo con los titulares, no sabemos cuántos son, calculamos que unos cien y que podrán promocionar a lo largo del mandato.

Convocar esas plazas requiere presupuesto.
Ahí tenemos que trabajar con distintas medidas y creo que las cuentas salen. Tenemos tres limitaciones. Una es el presupuesto y en los que aprobamos para este año ya hay más porcentaje para personal y menos para gasto corriente. La segunda limitación es la masa salarial, que es pequeña comparado con otras universidades gallegas. La Xunta nos ha permitido disponer de medio millón más y tendremos cierto margen para estas promociones. Otra limitación, en este caso estatal, es la tasa de reposición. La excelente situación económica legada por nuestros antecesores nos permite usar la máxima tasa, que en estos momentos es del 108%, y ya la usamos en la oferta de empleo.

Prometieron reducir el elevado número de horas de docencia que sufrían algunos profesores. ¿Cuántos hacían 320 horas?
Unos 300 aproximadamente. Ya está evaluado y guardado el dinero necesario para esta medida. En el primer POD (Plan de Ordenación Docente) que hagamos, para el curso 2019-2020, habrá una limitación de 280 horas. Es una lectura más razonable del Decreto Wert.

Hicieron un fichaje estrella, el bioquímico Maurizio Battino. ¿Nos permitirá entrar en el ránking Shanghai? ¿Habrá más?
Maurizio Battino ya firmó publicaciones de alto impacto en estos dos últimos meses como Universidad de Vigo. Tendrá cierto efecto pero todavía no lo suficiente para entrar entre las 500 mejores universidades. Tenemos en el horno varios posibles fichajes de científicos de altísimo nivel, pero aún no sabemos si van a fructificar porque hay mucha competencia. Hay comunidades como Cataluña o País Vasco con programas de captación muy competitivos. En Galicia se está desarrollando alguna herramienta que esperamos poder utilizar dentro del programa Oportunius.

Aunque el nivel de ocupación de plazas superó el 100%, anunciaron un plan de captación de alumnos. ¿En qué consiste? ¿Piensan en Latinoamérica?
Lo presentaremos en enero o febrero, sobre todo enfocado a titulaciones en las que no alcanzamos los mínimos y en general pensando en revertir la curva demográfica. Hay titulaciones que tienen mucho futuro, pero posiblemente los alumnos tienen ideas preconcebidas que no tienen que ver con la realidad.Nuestra idea es usar tanto el gallego como el castellano para captar alumnos en Latinoamérica.

¿Y serán títulos online?
Semipresenciales en algunos casos porque hay una parte que exige prácticas en el laboratorio. Pero hay titulaciones que se pueden hacer de forma no presencial y están creciendo como la espuma en todo el mundo, incluso en las universidades más potentes del ránking Shanghai.

¿Hay algún plan para potenciar las humanidades?
Este año se creará a nivel interno un centro de investigación en lenguaje para nuclear la investigación.

¿Qué uso tendrá el edificio que construyen en O Berbés?
En breve lo vamos a presentar.
 

¿Cómo está el plan de la ETEA?
Hemos hablado con Zona Franca y con las consellerías de Facenda y de Educación. Queremos dar un impulso a la ordenación urbanística, que estaba parada. La semana que viene vamos a visitar el edificio Faraday. Ya hemos dicho que lo vamos a dedicar a investigación, como estaba en el espíritu inicial del Campus do Mar, y nos va a servir para visibilizar la Universidad de Verano.

La Universidad de Verano empieza este año en el Campus  con una Semana de Pensamiento Contemporáneo. ¿Qué tratará?
Un tema irá soobre Gramsci y otro será Vida, cine y cultura. Vendrán siempre filósofos que dan clase en universidades americanas y europeas, ayudará a prestigiarnos como universidad completa que también se ocupa de las humanidades.

¿Cómo es la relación que mantienen con el Sergas?
Cuando fui vicerrector me involucré en la creación del Instituto de Investigación Sanitaria con el Sergas. La Universidad tiene investigadores muy potentes en el área biomédica. Han funcionado muy bien juntos y creo que van a lograr la acreditación del Instituto Carlos III. Esperamos tener un socio de primera magnitud en el Sergas durante muchos años. También estamos satisfechos del grado de Ingeniería Biomédica, en el segundo cuatrimestre empezará la docencia en el hospital.n