Rueda: “Todos sois iguales, no puede haber ningún abusón”

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, en el CEIP de Lourido de Poio (Pontevedra).
photo_camera El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, en el CEIP de Lourido de Poio (Pontevedra).
El presidente de la Xunta pidió al alumnado que denuncie cualquier caso de violencia en los colegios

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, animó ayer al alumnado gallego a denunciar cualquier caso de violencia o discriminación que observen en sus centros educativos para hacer frente al acoso escolar. “Todos sois iguales, no puede haber ningún abusón, nadie que rompa la convivencia”, trasladó a un grupo de estudiantes del CEIP de Lourido de Poio (Pontevedra), durante una visita al centro en la que se presentó el nuevo Plan integral contra el acoso escolar. Una iniciativa aprobada por el Consello de la Xunta la pasada semana.

Durante la presentación, en la que estuvo acompañado por el conselleiro de Cultura, Educación, FP y Universidades, Román Rodríguez, el presidente resaltó la importancia de concienciar a los pequeños de que el acoso escolar es un problema de toda la comunidad educativa y al que hace falta hacerle frente. “Le puede tocar a cualquiera. Por eso, no puede haber ningún abusón y de haberlo, hay que decirlo”, sostuvo para recordar que una de las principales novedades del Plan es que todos los colegios, institutos gallegos y centros de la juventud contarán un punto naranja, un espacio en el que poder denunciar de forma anónima los casos de acoso escolar y que la Xunta prevé poner en marcha ya este curso.

Los equipos de actuación contra el bullying que hay en cada centro serán los encargados de gestionar estas denuncias. Para eso, investigarán lo sucedido y decidirán si es preciso o no abrir el protocolo por acoso. De ser así, remitirán el caso a la inspección educativa y hablarán con las familias de los alumnos. Otra de las novedades que incluye este Plan integral contra el acoso es que la Xunta va a habilitar un proceso para que las víctimas de bullying puedan ser derivadas con preferencia a los servicios de salud mental, tanto para su diagnóstico como para la intervención terapéutica que sea necesaria.

Además, la Xunta busca también actuar sobre el agresor para revertir su conducta. Para eso habrá intervenciones psicoeducativas con la finalidad de que cambie su comportamiento. El Gobierno gallego señaló que el objetivo del nuevo Plan integral contra el acoso es dotar a toda la comunidad educativa de las herramientas necesarias para prevenir, detectar y actuar frente a los casos de violencia en las aulas. Para ello, el 100% de los centros educativos contarán con recursos para luchar contra este tipo de situaciones.

Por otra parte, preguntado sobre si la Xunta estudia regular una restricción del uso del móvil en los centros educativos en un contexto en el que aumentan las denuncias sobre la existencia de chats con pornografía entre escolares, Rueda reconoció que se trata de un asunto para “preocuparse”. Abogó por “compatibilizar” el uso y “estar atento a todos los problemas que puedan venir”.

Te puede interesar