Ciberseguridad y creación de empleo, retos de la IA en 2024

En España se invertirán 1.400 millones de euros en IA hasta 2025.
photo_camera En España se invertirán 1.400 millones de euros en IA hasta 2025.
La inteligencia artificial será una de las grandes tendencias tecnológicas de cara al próximo año

La inteligencia artificial (IA) está en todas partes y, sin lugar a dudas, va a seguir siendo una de las principales tendencias tecnológicas de cara al próximo año. Por ello, ejecutivos y expertos de la compañía SAS analizaron las oportunidades y desafíos que se presentan para las empresas a la hora de integrar esta tecnología en las herramientas que usan día a día en sus negocios.

De esta manera, frente a la preocupación general sobre la pérdida de empleos a manos de las máquinas, Udo Sglavo, vicepresidente de Análisis Avanzado en SAS, afirmó que “la conversación en 2024 se centrará en los empleos que creará la IA”. En este sentido, aseguró que esta tecnología va a ayudar a trabajadores “de todos los niveles y roles” a ser “más eficientes”. Por ello, pese a que a corto plazo la integración de estas herramientas pueda causar “algunas perturbaciones en el mercado laboral”, se generarán “muchos empleos y nuevas funciones que ayudarán a impulsar el crecimiento económico”.

Otro de los temas que está en boca de todos es el de la IA generativa, sobre todo desde la irrupción de herramientas como ChatGPT. En este sentido, desde SAS advierten de que “la tecnología de IA generativa hace muchas cosas, pero no puede hacerlo todo” y vaticinan que durante el próximo año se dejará de ver como una tecnología independiente para estar integrada “como un complemento a las estrategias de IA específicas de las diferentes industrias”. 

Predecir riesgos

“Así, por ejemplo, en la banca los datos simulados para pruebas de estrés y análisis de escenarios ayudarán a predecir riesgos y prevenir pérdidas; en el ámbito de la salud significará la generación de planes de tratamiento individualizados; o en los procesos de fabricación, la IA generativa podrá simular la producción para identificar mejoras en la calidad, la eficiencia energética y el rendimiento, entre otros factores”, añadieron desde SAS, empresa líder en análisis de datos, que este 2023 anunciaba una inversión de mil millones de dólares para el desarrollo de soluciones industriales impulsadas por IA.

Entre las predicciones para el 2024 también destaca una “aceleración” en la adopción de gemelos digitales, gracias al impulso de la IA y el Internet de las cosas (IoT). Los expertos explican que los gemelos digitales analizan datos operativos y de sensores en tiempo real, creando “duplicados de sistemas complejos como fábricas, ciudades inteligentes y redes energéticas”. “De esta forma, las organizaciones pueden optimizar las operaciones, mejorar la calidad del producto, mejorar la seguridad y reducir las emisiones”, detalló Jason Mann, vicepresidente de IoT en SAS.

En este contexto, jugará un papel especial todo lo relacionado con la ciberseguridad. “La IA generativa y la tecnología deepfake están ayudando a los estafadores a perfeccionar su oficio. Los mensajes de phishing están más pulidos y los sitios web de imitación parecen sorprendentemente legítimos. Además, un delincuente es capaz de clonar una voz con unos segundos de audio utilizando sencillas herramientas online. Estamos entrando en la era oscura del fraude”, alertan desde SAS.

Te puede interesar