La fiebre peregrina regresa a Redondela

El albergue de la Casa da Torre, de titularidad autonómica, reúne todas las mañana a grupos de peregrinos que hacen cola para poder acceder a una de sus 42 plazas.
photo_camera El albergue de la Casa da Torre, de titularidad autonómica, reúne todas las mañana a grupos de peregrinos que hacen cola para poder acceder a una de sus 42 plazas.
La villa recibió en los meses de verano más de 71.000 personas que recorrían el Camino Portugués y el de la Costa y se esperan alcanzar cifras prepandémicas. Albergues y hospedajes llenaron sus plazas todos los días

Todos están de acuerdo en Redondela. Este fue el verano en el que las dos rutas jacobeas que confluyen en la villa volvieron a resurgir tras el parón que supuso la pandemia y recobraron cifras de infarto, con más de 70.000 peregrinos al finalizar agosto, según datos de la Oficina del Peregrino. En la actualidad este colectivo supone, en el cómputo anual, según los datos registrados por la oficina de Turismo de Redondela, el 85% de los visitantes totales que llegan a la localidad a lo largo de todo el año. 

El mes de mayor afluencia de peregrinos fue agosto, nacionales principalmente, siendo septiembre el preferido por los extranjeros.

Este constante desfilar de mochileros con la concha del peregrino ha supuesto que albergues, pensiones y apartamentos turísticos colgaran este verano el cartel de completo. “Está siendo un verano muy positivo, es nuestro primer año abiertos sin restricciones y estamos muy contentos de haber optado por mantener el albergue, pese a todas las dificultades iniciales con la pandemia”, explica Marcos Acuña desde la Dársena do Francés, en Cesantes, que esta temporada logró “estar al completo todos los días e incluso tuvimos que rechazar algunas veces hasta 40 personas porque ya no había nada vacío”.

Una situación que también se repite en el centro de la villa, en la reformada pensión Rúa do Medio, donde Ana Iglesias asegura que el 98% de sus huéspedes fueron peregrinos.  “Ha sido un verano muy potente, la gente tenía ganas de salir y de pasarlo bien y eso se notó en la alta demanda de alojamiento que hemos tenido”, asegura desde su establecimiento hotelero. Además, la experiencia le ha enseñado que “muchos de los que vienen a hacer el Camino de Santiago repiten otros años haciendo otras rutas diferentes. Es un reclamo que está siendo muy positivo”.

Quizá uno de los puntos neurálgicos a la hora de hablar de peregrinos en Redondela sea la plaza de la Casa da Torre. Aquí todos los días se forman largas colas para lograr en e albergue de la Xunta una de las 42 plazas de las que dispone. Junto a esta referencia en las rutas jacobeas, el albergue de la parroquia de Santiago es otro de los puntos de confluencia de muchos de los peregrinos que pasan por Redondela. Este verano, según explica mientras atiende a los recién llegados la hermana Rocío, una de las religiosas de las Hijas de la Divina Providencia que se encarga de este espacio, “ha estado siempre lleno. Vienen muchos grupos, sobre todos de nacionales, aunque también tuvimos de portugueses e italianos”. La mayor afluencia de estos grupos coincidió con la celebración de la Peregrinación Europea de Jóvenes a Santiago de Compostela, momento en el que el albergue parroquial fue un verdadero hervidero de acentos y procedencias diferentes, tanto nacionales como extranjeras, predominando los portugueses, italianos, franceses y alemanes.

 

Una gran oferta de alojamientos

La oferta de alojamientos se ha disparado en Redondela. Los datos con los que cuentan en la Oficina de Turismo es de más de una treintena entre albergues y establecimientos hoteleros repartidos entre la zona centro de la villa y las parroquias. Una cifra a la que hay que sumar los pisos y habitaciones que se alquilan a través de las plataformas de turismo y de las redes sociales, oferta de la que se desconocen datos, pero que aseguran que es “muy numerosa”. 

La Oficina Municipal de Turismo de Redondela registró, desde el mes de abril, fecha de inicio de la temporada de este servicio de información, 4.288 visitantes que pasaron por sus instalaciones. El mes con más actividad fue el de julio, con 1.396 solicitudes de información, 939 de españoles y el resto de extranjeros; le siguió agosto, con 1.339 personas, 908 de ellos nacionales. 

En cifras globales de la Oficina del Peregrino, el mes con mayor número de peregrinos fue agosto con 23.730 entre el Camino Portugués y el de la Costa; julio con 17.899, seguido de junio con 15.756 y en mayo con 13.738.  

Te puede interesar