Galicia

Sanidade descarta generalizar el aislamiento que rige en Ourense

Galicia

LUCHA CONTRA EL CORONAVIRUS

Sanidade descarta generalizar el aislamiento que rige en Ourense

Control policial en uno de los accesos de la villa ourensana de O Carballiño.
photo_cameraControl policial en uno de los accesos de la villa ourensana de O Carballiño.
García Comesaña afirma que el contacto social es el principal problema en la transmisión del virus

nnn La Consellería de Sanidade descarta por el momento prohibir para toda Galicia las reuniones de personas que no convivan bajo el mismo techo, medida activa en Ourense, Barbadás, O Barco, Verín y en la comarca de O Carballiño. Lo dijo el propio titular del departamento de Sanidade del Gobierno gallego, Julio García Comesaña, en una entrevista radiofónica, donde defendió las medidas adoptadas por el comité clínico para contener la pandemia que, según ha comentado, tendrá impacto en la forma en la que los gallegos vivirán las próximas navidades.
"El aislamiento perimetral sirve para mantener los parámetros cuando la tendencia es de crecimiento. Sí que estamos viendo el resultado, aunque de momento no sea para lanzar las campanas al vuelo", comentó el conselleiro sobre la situación en Ourense y en O Carballiño, municipios desde hacía días cerrados perimetralmente, una medida que "todavía no" está sobre la mesa extender a toda la Comunidad gallega.
García Comesaña se mostró pesimista acerca de cómo serán las navidades de este año que, aunque ve precipitado dar un diagnóstico desde la perspectiva epidemiológica, cree que se celebrarán con reuniones pequeñas, pues el contacto social continúa en el foco como el "principal problema" a la hora de transmitir el virus. "El principal problema lo tenemos en el entorno de confianza", señaló el conselleiro, que remarcó que es en los momentos de ocio cuando los ciudadanos "se relajan" de las medidas, lo que lleva a que se produzcan contagios.

cribados en universitarios
Asimismo, negó que las declaraciones públicas de responsables políticos que señalaron a la población joven como causantes del aumento de caso por su falta de compromiso con las normas pautadas lleve a una estigmatización o criminalización de este segmento de la poblaicón. De este modo, defendió que las declaraciones y las medidas adoptadas, como el cribado en residencias y universidades, están asentadas en "datos". "Veíamos que en ese perfil de jóvenes hay un problema y por eso decidimos los cribados en ese colectivo, como los hemos hecho en otros", incidió García Comesaña.
Por otra parte, el conselleiro señaló  que la razón del descenso en el número de casos que requieren hospitalización en esta segunda ola de la pandemia radica en que la atención primaria ha asumido "el centro de gravedad" de la situación. De este modo, apuntó que el porcentaje de pacientes en UCI es ahora del 0,4% cuando durante la primera ola se situó en el 5%, del mismo modo que el número de hospitalizados era del 10% y ahora ronda el 5%.
Ante las denuncias de algunos profesionales de atención primaria por el incremento de la carga de trabajo, García Comesaña recordó que existe un plan de "refuerzo" acordado en el año 2019 y que continúa su proceso de desarrollo y aplicación. El objetivo, según remarcó, es hacer que determinados perfiles profesionales de atención primaria "asuman otras tareas" que hasta ahora no desempeñan para que los médicos "se centren específicamente" en sus labores clínicas. 

Brecha digital e identificación de casos, incertezas del inicio de curso

El curso está a punto de cumplir un mes y con él también la experiencia de equipos directivos, la comunidad educativa y la administración en la gestión del día a día de la pandemia, los positivos, los brotes y los refuerzos necesarios para atender los problemas derivados de una situación hasta ahora inédita en la sociedad gallega. La incidencia de covid-19 en centros e institutos dista de estar fuera de control, aunque los profesionales educativos temen la evolución de esta segunda ola por la necesidad tanto de agilizar la identificación de casos, la comunicación y aplicación de las medidas como de atajar las desigualdades provocadas por la "brecha digital" y la falta de conectividad, una de las principales carencias a la hora de afrontar la enseñanza telemática y un hipotético retorno al confinamiento.
El número de positivos era el viernes de 482, junto con 24 aulas y una escuela infantil cerradas, la María Ana de Celanova, el segundo centro clausurado desde el arranque de la actividad junto al Calasancio de Pontevedra. Un balance que la propia Consellería de Educación valora tanto por "las escasas incidencias" registradas como por la "eficacia" de las medidas de adaptación acometidas en las instalaciones educativas.
Según Francisco Lires, de la Federación de Directores de Centros Públicos, de momento "no hay muchos brotes" en el sistema, salvo en el caso de los puntos más poblados, aunque admite que los equipos están "cargados" tras un inicio de curso estresante y un trabajo constante de adaptación de las escuelas que se ha prolongado "desde el verano".
La sensación es similar en secundaria. Isabel Ruso, de la Asociación de Directores de Institutos, atribuye la situación a que la comunidad escolar "está siendo muy prudente", pero recuerda que todavía no se ha producido ninguna oleada "muy fuerte". n

Más en Galicia
Comentarios