Galicia

El PP de Galicia avala las cuentas del partido en Ourense

Galicia

Galicia

El PP de Galicia avala las cuentas del partido en Ourense

Miguel Tellado compareció ayer ante los medios en Santiago.
photo_cameraMiguel Tellado compareció ayer ante los medios en Santiago.

El ex gerente "popular", Emilio Pascual, manifiesta ahora que nunca vio a Baltar recibir dinero

n n n El portavoz del PPdeG, Miguel Tellado, defendió ayer que las cuentas de esta formación política "están perfectamente auditadas y publicadas", al valorar la investigación abierta por la jueza Pilar de Lara (instructora del caso Pokemon) a raíz de las declaraciones del exgerente del partido en Ourense, Emilio Pascual, en las que dejaba entrever una supuesta financiación ilícita en la provincia de Ourense.  Tellado trasladó también el respeto de los populares gallegos a "todas las acciones judiciales". "Colaboraremos activamente con la Justicia y nos remitimos a lo que ayer (por el jueves) ya comunicó el presidente del PP de Ourense", apuntó. 
De Lara pidió a dos empresas (Telemiño y Planos) las facturas que obran en su poder desde 2003 hasta la actualidad a varios políticos, empresas y al PP. Sobre esta petición,  Tellado recordó que la jueza también requirió "las cuentas del PSOE en ciudades como A Coruña, Santiago y Ourense", así como "las del BNG en la ciudad de A Coruña en relación con un ingreso de 6.000 euros presuntamente proveniente de la empresa Vendex".

cuentas conocidas
Mientras, el secretario xeral del PPdeG, Alfonso Rueda, comprometió colaboración con la Justicia en este caso, y preguntado acerca de si la dirección autonómica del PPdeG activará una investigación interna en la contabilidad del PP ourensano, rechazó esta opción e insistió en que las cuentas de su partido están "auditadas" y son "conocidas". Sobre otras posibles acciones del partido, Rueda afirmó que "si se va a tomar algún tipo de medida cautelar por una actuación judicial que conocemos por los medios de comunicación, creo que sería adelantar acontecimientos y hacer valoraciones que no corresponden en este momento".

baltar habla de “vendetta"
También se pronunció ayer sobre la polémica el propio expresidente de la Diputación de Ourense, José Luis Baltar Pumar, acusado por Pascual, que negó cualquier tipo de irregularidad en la financiación del PP ourensano durante los años en que presidió la formación política. El antiguo responsable popular, ahora retirado de la vida política y también del propio partido, aseguró que no son ciertas las declaraciones del exgerente de la formación, Emilio Pascual; en concreto, el extracto que figura en el último auto de la jueza Pilar de Lara, instructora de la "operación Pokemon". Baltar Pumar recalcaba ayer que no ha tenido acceso al contenido íntegro del testimonio de su antiguo gerente, por lo que prefiere no profundizar en la réplica a esas declaraciones o a la documentación aportada por Pascual ante la jueza. "Non quero facer máis valoracións ata saber o que dixo Emilio, porque só sei o que pon o auto, un extracto que debe ser o que lle interesa á xuíza resaltar", señaló. Con todo, cree que el testimonio de Pascual no es sino un acto de venganza, una "vendetta", dice, contra el actual responsable del partido y contra el propio PPdeOU porque Manuel Baltar, el ahora presidente provincial, prescindió de él cuando accedió a la dirección, en enero de 2010.

Pascual se contradice
De hecho, el propio Emilio Pascual se contradecía ayer al declarar a una agencia de noticias que "nunca vi a Baltar Pumar recibir dinero, pero sí contarlo", cuando en el auto, la jueza De Lara escribe: "No descartando el testigo (Emilio Pascual) que parte del dinero fuera a parar al bolsillo del señor Baltar". Pascual reconocía ayer que hizo la declaración ante la jueza por lo que considera un cambio de actitud de Baltar Pumar, ya que cuando el nombre del exgerente del PP apareció en un listado de uno de los hombres de Francisco Correa en la trama Gürtel, el entonces presidente del PP ourensano le defendió, mientras que al declarar ante De Lara, dijo que si hubiera donacionaciones irregulares al partido, el gerente era el único que podría saberlo.n

Más en Galicia
Comentarios