Jácome se ahoga en Ourense al retirarle el PP “el oxígeno”

PP y PSOE abortaron al unísono los planes de Jácome.
photo_camera PP y PSOE abortaron al unísono los planes de Jácome.
La oposición le impide seguir inyectando créditos por no traer informes y él la toma con el interventor

La gestión del Concello de Ourense vive sus momentos más oscuros, con la gobernabilidad de nuevo en el aire. En la caja no hay dinero, por la ausencia de presupuestos, y el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, ya no cuenta con el balón de oxígeno del PP para inyectar crédito. Mientras los técnicos advierten de que ya no hay dinero suficiente en el remanente para hacer frente a las deudas, el regidor se quedó ayer solo y no pudo dotar de crédito 5,6 millones para pagar un plan de obras y convenios varios, ya que intentó hacerlo a la desesperada y sin tener todavía los informes de fiscalización del interventor. 

Ni diez minutos duró el pleno extraordinario (segundo de la semana) que convocó ayer, tras fracasar por completo los planes del regidor. El BNG se marchó incluso antes de votar si se aceptaba la urgencia del pleno, tras aludir a que “o regulamento do Concello esixe que os expedientes que se levan ao pleno deben estar  concluídos e estes carecen dos informes fiscalizadores”. PP y PSOE votaron después en contra de ratificar la urgencia de la sesión por el mismo motivo y la sesión no se celebró. Para colmo de males, el plan de choque para obras ya está adjudicado pese a no tener fondos, “unha profunda irregularidade administrativa” y el resto de partidas “contaban con crédito para ser pagadas”, como advirtió el jefe de Xestión Económica y recordaron PSOE y BNG. 

No hubo pleno, pero sí speech de Jácome, quien, desbordado, arremetió de nuevo contra el interventor municipal, Gonzalo Alonso, al que culpó de todos sus males. Aprovechando la coyuntura estatal, le acusó de hacer “lawfare” (guerra jurídica) contra su gestión. Tras decir esto le negó la palabra al funcionario y posteriormente a la socialista Natalia González y aseguró que todo el plan de choque de obras seguirá otros seis meses sin hacerse al no aprobarle la habilitación de crédito, intentando echar balones fuera. Eso sí, no dudó en reconocer que los expedientes se habían traído sin informar, al contrario de lo que exige la ley, aunque a él le parece “surrealista”. 

Ahora, Jácome volverá a intentarlo a la desesperada una vez más, e incluirá de nuevo estos dos expedientes para dotarse de crédito en el pleno ordinario de este viernes, aunque los técnicos creen que aunque se apruebe ya no dará tiempo a incorporarlos al próximo ejercicio. Está por ver si conseguirá aprobarlos, pues el PP fue ayer muy duro con él, y tras empezar una nueva etapa tras su alianza con el PSOE en la Diputación, anunció que le retiraba la respiración asistida. 

La portavoz del PP, Sonia Ogando, aseguró que “non imos seguir sendo cómplices” de esta situación económica, que calificó como “nefasta e neglixente”.  Y los populares estallaron porque ayer se trajeron de urgencia varias partidas, pero ninguna para pagar la millonaria deuda a los proveedores, que, según los populares, dejan ya más un de millar de facturas en el cajón en Infraestructuras: “Non se trouxeron pagos a provedores nestas dúas modificacións de crédito, tal e como os populares xa reclamamos no pasado pleno ao goberno municipal, onde lle pedimos que fose valente e aportara, unha a unha, as máis de 1.000 facturas que están no caixón de infraestruturas, e noutras áreas, sen pagar ás empresas e autónomos da nosa cidade”, explicó. 

Nueva hoja de ruta

Ante esta tesitura, los populares dejaron clara que la hoja de ruta ha cambiado, con unas declaraciones que sonaron a propósito de enmienda: “Os populares non imos seguir sendo cómplices desta situación nin continuar dando osíxeno mentres non se paguen as débedas pendentes coas pemes e autónomos. É preciso unha planificación axeitada”. 

De hecho, en el PP hacen referencia al informe de Xestión Económica adelantado por este periódico en el que pone en duda que se puedan pagar las deudas a concesionarias: “Descoñecemos a canto ascenden as débedas do concello, que acabaremos pagando todos os veciños con impostos máis altos”, concluyeron.

Te puede interesar