Atlántico

PONTEVEDRA

El incendio del astillero de Pontevedra calcinó dos barcos y afectó un tercero

El fuego y las explosiones desataron la alarma en la ciudad y obligaron a la intervención de dotaciones de varios parques
El incendio del astillero de Pontevedra calcinó dos barcos y afectó un tercero

Los agentes de bomberos trabajaron a lo largo de todo el día de ayer en las labores de refrigeración de la nave industrial de 2.000 metros cuadrados que ardió  en la madrugada del sábado en el municipio de Pontevedra. Gran parte de los esfuerzos de los bomberos se centraron en refrigerar los depósitos de combustible y el material inflamable que se encontraba dentro de la nave y en las instalaciones de Astillero Placeres S.L., que se encuentra situado casi en el límite con el vecino municipio de Marín. Después de que fuego quedase completamente extinto durante al mediodía, el tráfico fue restaurado en toda la zona que había sido afectada por las llamas, en la parroquia de Lourizán. El fuego calcinó, además de gran parte de los astilleros, dos barcos que se encontraban reparándose en aquellos momentos , el "Mar do rostro" y el "Praia do Esteiro", afectando además a una tercera embarcación que sufrió importantes daños, aunque no quedó calcinada.
El fuego, del que todavía se desconoce su origen, fue detectado poco después de las doce de la noche, según fuentes del 112 Galicia, que recibió multitud de llamadas de ciudadanos alertados por las grandes llamas y las explosiones que se registraron. En el momento del incendio, en el astillero solo estaba en vigilante de seguridad y no resultó herido.

El operativo, a media mañana de ayer, todavía estaba activo porque el fuego a pesar de haber sido controlado durante la noche aún no había sido extinguido debido a los materiales inflamables y a los depósitos de combustible que estaban dentro del astillero para su trabajo diario. Los bomberos trataron en todo momento de mantenerlo controlado hasta que se extinguiese, ya que señalaron que estos materiales arden a temperaturas muy elevadas y son difíciles de apagar hasta que se consumen por sí mismos. Además, descartaron la opción de inundar los tanques de combustible ante la posibilidad de que desborden y el combustible llegase al mar. 
La concejala de Seguridad Ciudadana en Pontevedra, Eva Vilaverde, se trasladó hasta la zona para comprobar el dispositivo de seguridad desplegado y reconoció que el incendio fue "alarmante" porque las llamas y el humo que provocaron fueron "espectaculares". Detalló asimismo que el incendio afectó "de lleno" a dos barcos que estaban en el astillero y a un tercero "parece que también", aunque se consiguió controlar para evitar que se extendiese.
Por su parte, el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, indicó que las explosiones que se produjeron fueron provocadas por  materiales disolventes y aceites almacenados en las instalaciones de los astilleros pero "no fueron de gravedad".
Rueda reiteró que "lo principal" era que el incendio no se extendiese por el puerto y avanzó que los daños en el astillero son cuantiosos. La Xunta de Galicia activó el nivel 1 de emergencia del Plan Territorial de Galicia a consecuencia de este incendio en el que, junto con los bomberos del parque de Pontevedra, acudieron refuerzos procedentes de otros parques de la provincia como Ribadumia y Bueu y fueron alertados los de Vigo y los del Baixo Miño, que no llegaron a acudir. n