Galicia

Galicia condena "consternada" el crimen machista de Becerreá

Galicia

galicia

Galicia condena "consternada" el crimen machista de Becerreá

El presidente de la Xunta, conselleiros y trabajadores, en la concentración de ayer en Santiago.
photo_cameraEl presidente de la Xunta, conselleiros y trabajadores, en la concentración de ayer en Santiago.

El sospechoso del asesinato confesó ante el teniente de alcalde que había matado a su mujer

Distintas localidades gallegas acogieron ayer concentraciones y minutos de silencio para condenar el asesinato de una mujer de 40 años, Ana Gómez, en Becerreá (Lugo) a manos supuestamente de su pareja -José Manuel Carballo Neira-, un acto que la sociedad ha recibido con "absoluta consternación y perplejidad".
Así lo expresó el alcalde de Becerreá, Manuel Martínez, que se mostró "sorprendido por la respuesta" de los vecinos ante la convocatoria de concentración, que se realizó "a última hora del jueves", tras tener conocimiento del crimen. "La plaza estaba abarrotada", explicó Martínez. Al mismo tiempo,  aseguró que en el pueblo hay "consternación y perplejidad", ya que el presunto agresor es "una persona muy conocida en el municipio y tiene relación con todo el mundo".
La Xunta de Galicia. al igual que las principales ciudades gallegas, también convocó ayer una concentración de repulsa por el asesinato, a la que acudió el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, todos los conselleiros y trabajadores de la Administración. La secretaria xeral de Igualdade, Susana López Abella, mostró también la "consternación" del Gobierno gallego ante el problema de la violencia de género. "No acaba de darnos tregua", lamentó, para luego subrayar que la Xunta está trabajando "día a día" para luchar contra esta lacra.
La alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, admitió por su parte que las administraciones están "fallando" en sus acciones para frenar la violencia de género y reclamó "reflexión" ante una cifra de muertes que ve "alarmante".
El hombre de 29 años que supuestamente mató a su pareja confesó los hechos al teniente de alcalde de este municipio, Claudio Vázquez, a quien se entregó junto a un amigo de ambos y le dijo que "acababa de matar a su mujer". El propio Claudio Vázquez explicó ayer que fue a recoger al detenido en su coche tras supuestamente cometer el crimen y que lo encontró "muy nervioso". "Dijo que ya no aguantaba más la situación, tenían problemas", ha dicho. El teniente de alcalde confirmó que la pareja llevaba "unos días" sin convivir. 
"Balbuceaba y no paraba de decir 'la maté'. Estábamos dentro del bar, Hablé con él pòr teléfono, tratando de serenarlo, y me dijo que estaba en el monte y que no se entregaba", recordó. Tras colgar bruscamente el teléfono, Claudio Vázquez y su amigo se desplazaron hasta el cuartel de la Guardia Civil de Becerreá, momento en el que recibieron una nueva llamada del ahora detenido diciéndoles que "se entregaba" siempre y cuando fuese a ellos. Claudio Vázquez salió a buscarlo junto a su amigo en común en su coche. "Lo trajimos hasta aquí y se hizo cargo la Guardia Civil", apuntó.
Los servicios sociales de la Xunta y de los ayuntamientos lucenses de Becerreá y Pedrafita están "absolutamente pendientes" de los hijos menores de la mujer asesinada, que vieron el crimen, y preven que se queden con una familia cercana, probablemente con su abuela.n

Más en Galicia
Comentarios