Atlántico

GALICIA

Dos encarcelados por abusos a una menor en Pontecesures

Los dos acusados, de 44 y 54 años, la manosearon en el centro de la villa hasta que logró escapar

Los detenidos, poco antes de entrar en el juzgado.
Los detenidos, poco antes de entrar en el juzgado.
Dos encarcelados por abusos a una menor en Pontecesures

n n n La titular del Juzgado de Instrucción número 2 del municipio pontevedrés de Caldas de Reis decretó el ingreso en prisión provisional y sin fianza de los dos acusados de abusar de una niña de la también pontevedresa localidad de Valga. Se trata de A.F.D.A., de 44 años y vecino de Pontecesures (Pontevedra), y S.T.Ch, de Padrón (A Coruña) y de 54 años, a quienes les imputa delitos de abuso sexual por unos hechos que ocurrieron a media tarde del pasado domingo en pleno centro de Pontecesures.
Ambos entraron a declarar an te la juez pasadas las doce de la mañana, mientras una hora y media antes era la menor la que acudía al juzgado para relatar su versión de los hechos. Tras escuchar todos los testimonios, la juez decidió ordenar la entrada en prisión de los dos hombres, que, tal y como explicó el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, tenían antecedentes penales pero no relacionados con los delitos que ahora se les imputan.

los hechos
Los hechos ocurrieron cuando la niña, de 13 años, paseaba por la céntrica calle San Lois y fue abordada por dos hombres que, según relató la menor, la cogieron y empezaron a manosearla. La menor consiguió escapar, pero los individuos volvieron a alcanzarla, por lo que comenzó a gritar pidiendo ayuda, alertando a los viandantes que se movilizaron para ayudar a la pequeña.
Alertados por los gritos, los dos hombres emprendieron la huida por las calles de Pontecesures. Uno de ellos fue detenido después de que los padres de la víctima y otras personas que salieron en su ayuda lo localizaran en un bar en el que trató de refugiarse de quienes le perseguían. De allí salió esposado por agentes policiales y varios de los presentes la emprendieron a insultos con él.
Poco después, una patrulla de la Guardia Civil localizó y detuvo al otro implicado no muy lejos de allí. Ambos fueron llevados a a la casa cuartel del instituto armado en Valga donde estuvieron detenidos hasta prestar declaración en la mañana de ayer. La niña necesitó atención médica ya que los hechos le provocaron un ataque de ansiedad, por lo que fue llevada al centro de salud de Valga.El delegado del Gobierno destacó la celeridad con la que actuaron los agentes de la Guardia Civil. n