Al Congreso el cuarto intento de transferencia de la AP-9

El puente de Rande, símbolo de la autopista del Atlántico AP-9 y su tramo más utilizado.
photo_camera El puente de Rande, símbolo de la autopista del Atlántico AP-9 y su tramo más utilizado.
Una delegación de diputados gallegos acude a la toma de consideración del proyecto de ley

El pleno del Congreso del martes abordará la toma en consideración de la proposición de ley del Parlamento gallego para la transferencia del Estado a Galicia de la autopista AP-9, que vertebra de norte a sur el eje atlántico, en lo que será el cuarto intento legislativo de conseguir el traspaso.

Por parte del Parlamento gallego acude a Madrid una delegación parlamentaria para participar en el debate, que comenzará a las 15,00 horas de este martes, conformada por los portavoces de PPdeG, Alberto Pazos Couñago; BNG, Ana Pontón, y PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro.

En diciembre de 2023, por cuarta ocasión en los últimos ocho años, el Parlamento de Galicia aprobó por unanimidad un texto legislativo para su remisión al Congreso con el objetivo de conseguir este traspaso. Desde 2016, los diferentes acuerdos en la Cámara gallega no han fructificado por el fracaso de las leyes en su tramitación en las Cortes generales.

Hasta en tres ocasiones anteriores se aprobó en el Parlamento gallego esta demanda (marzo de 2016, mayo de 2017 y julio de 2018) sin éxito en su tramitación en el Congreso.

En el pleno del Parlamento gallego de finales de mayo, el presidente del Parlamento, Miguel Santalices, deseó “mucha suerte” a los tres portavoces y bromeó con que, si vuelven “con el objetivo cumplido” de transferir la titularidad de la AP-9, irá al Padornelo para saludarlos y recibirlos “si es necesario”.

El presidente de la Xunta y líder del PPdeG, Alfonso Rueda, ha dado por hecho, tras abordarlo con la dirección de su partido, que los populares votarán a favor en el Congreso de esta toma en consideración.

Gestión de la vía

Por su parte, el jefe de filas del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, avanzó que los diputados del Partido Socialista en el Congreso apoyarán la toma en consideración de la nueva ley para su tramitación. Sin embargo, el ministro de Transportes, Óscar Puente, enfrió las expectativas de que fructifique en su recorrido y dejó claro que la transferencia o rescate de la AP-9 no es “sencilla”, pero comprometió que el Gobierno mantendrá las bonificaciones, más allá de que la reivindicación de Galicia pueda toparse de nuevo con un veto del Congreso a esta histórica demanda.

Paralelamente, en el pleno de esta semana en el Congreso también se abordará una moción del BNG en la que insta al Gobierno a la anulación de la prórroga de la concesión de la autopista hasta 2048, así como asumir su gestión directa y la supresión de los peajes, además de la propia transferencia. Recientemente, el propio Óscar Puente cifró en 4.000 millones el rescate de la AP-9: “Es inasumible para el Estado”.

La demanda para que la gestión de la autopista que vertebra la fachada atlántica gallega vuelve a salir del Pazo do Hórreo rumbo a Madrid, adonde llegará de nuevo con una serie de demandas en materia económica al Estado como principales novedades.

Entre estas figura una mención a que será la Administración del Estado quien asuma las posibles consecuencias económicas que deriven de una hipotética anulación de la prórroga de la concesión a Audasa hasta 2028, asunto que está en estudio por la justicia europea. Esta cuestión fue incorporada durante el proceso de tramitación en la Cámara gallega a través de una enmienda del BNG.

Te puede interesar