Galicia

“Los balnearios deben salir reforzados de la pandemia como un lugar donde recuperarse"

Galicia

Juan Gestal Otero Catedrático de Hidrología Médica

“Los balnearios deben salir reforzados de la pandemia como un lugar donde recuperarse"

El doctor Juan Jesús Gestal participó en la Feira de Turismo Termal.
photo_cameraEl doctor Juan Jesús Gestal participó en la Feira de Turismo Termal.

nnnA pesar de las dificultades de la pandemia, que obligaron a cancelar la Feira Internacional de Turismo Termal e Benestar, Termatalia celebró esta semana el primer Congreso Internacional sobre Agua y Salud , con dos jornadas que fueron seguidas por más de 500 espectadores a lo largo de todo el mundo, especialmente desde España, Argentina y Portugal, y donde fueron protagonistas 50 expertos internacionales. Entre ellos estuvo el catedrático en Hidrología Juan Gestal, que intervino como moderador en la jornada del jueves. 

¿Es singular nuestra provincia en cuanto a sus aguas termales? 
Sin duda alguna, Ourense tiene una enorme riqueza en aguas mineromedicinales, que la convierten en la capital del termalismo. Y desde hace unos años la Diputación está haciendo un importante esfuerzo en su promoción. Además, Termatalia ha situado en el mundo el termalismo ourensano y de toda Galicia. 

En el Congreso se reiteró cómo el covid puede suponer una oportunidad para el desarrollo termal. ¿Concuerda con ello?
Sin duda. Ya lo decía Albert Einstein: "Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia". Los balnearios deben salir reforzados tras la pandemia, como un lugar en el que recuperarse de sus consecuencias psicológicas y somáticas.

¿El uso de las aguas termales puede ser determinante para la rehabilitación del covid?
Sí. La prolongada duración de la pandemia y sus miedos e incertidumbres están haciendo que muchas personas pierdan el control de la situación, lo cual les provoca un estrés intenso y prolongado. También la ansiedad puede llevar a situaciones de fatiga crónica, con irritabilidad, cansancio, frustración… Para todos estos pacientes la balneoterapia sería muy útil.

¿Debería incluirse el tratamiento termal en el Sistema Nacional de Salud?
Sin duda. Ya fueron añadidos en el sistema sanitario de países de nuestro entorno determinados tratamientos termales, sobre todo para abordar patologías musculoesqueléticas, respiratorias y dermatológicas. Aquí debería hacerse lo mismo, y se ahorraría mucho dinero con ello. 

En la introducción del Vademécum que presentó en 2017 explicaba como el desarrollo farmacéutico relegó durante décadas a los tratamientos termales.
Los avances farmacéuticos han sido muy importantes, nadie lo pone en duda, pero la medicina actual debe considerar otros factores terapéuticos que favorecen la posibilidad natural de recuperación del organismo, y es aquí donde la cura balnearia tiene su lugar, siendo muy útil en el tratamiento y la rehabilitación de patologías crónicas musculoesqueléticas, como los reumatismos; en patologías respiratorias, como el asma o la sinusitis; y también para las dermatológicas, como la psoriasis. Proporciona a los pacientes importantes mejoras, disminuyendo la necesidad del consumir medicamentos y evitando así sus efectos secundarios.

¿Cómo se explica el efecto que tienen las aguas medicinales en nuestro organismo? 
Ejercen sus beneficios en su aplicación tópica por sus acciones físicas, mecánicas, dinámicas y térmicas, muy importantes en las curas rehabilitadoras al facilitar la movilidad del aparato locomotor, aumentar la vascularización y estimular el sistema sensorial y la propiocepción, que nos permite regular el equilibrio, coordinar los movimientos y mantener el nivel de alerta cerebral. A todo ello se suman los efectos de los diferentes elementos minerales que lleve el agua, como el sulfuro de hidrógeno o el yodo, que van a provocar acciones catalíticas, antitóxicas y antihistamínicas, y estimulan la inmunidad y el funcionamiento del eje hipotálamo-hipofisario. 

¿Qué tipos de agua termal existen? ¿Están presentes todos en nuestra provincia?
Tenemos prácticamente todas las variedades de aguas mineromedicinales, y cada una de ellas tiene sus propias indicaciones. Por ejemplo, las cloruradas estimulan la cicatrización, mejoran las afecciones óseas y son favorables en procesos respiratorios y cutáneos; las sulfuradas se utilizan en procesos dermatológicos, reumáticos, respiratorios crónicos y otorrinolaringológicos; las bicarbonatadas se comportan como antiácidos y alcalinizantes y las radioactivas son sedantes y analgésicas y se utilizan en afecciones reumáticas, respiratorias crónicas y trastornos psicológicos.

¿Pueden ser los balnearios una solución para evitar el abandono del rural en la provincia?
Están situados en el medio rural, en parajes extraordinarios, y su potenciación facilita que se fije población y favorece el desarrollo de estas zonas generalmente deprimidas. A esto están ayudando los programas de Termalismo Social del Imserso, la Xunta y la Diputación, posibilitando que los balnearios mantengan su actividad durante la temporada baja. n
 

Más en Galicia
Comentarios