Atlántico

ECONOMÍA

Industria asegura que la única oferta negociada para comprar las plantas de Alcoa es la de Parter Capital

El coste de la reconexión de la electrólisis, paralizada durante la duración del ERTE, ascendería a los 40 millones de euros 

Industria asegura que la única oferta negociada para comprar las plantas de Alcoa es la de Parter Capital

El secretario general de Industria y de la Pyme, Raül Blanco, ha señalado que la oferta del fondo suizo Parter Capital para la compra de las plantas de Alcoa en A Coruña y Avilés (Asturias) es la única opción negociada entre todos los agentes involucrados en el proceso para el mantenimiento del 100% del empleo, al menos para los próximos dos años.

En una rueda de prensa durante un receso de la reunión que mantiene Parter con los representantes del Ministerio y de los gobiernos de Galicia y Asturias para explicar su plan inversor, Blanco ha valorado "muy positivamente" el preacuerdo alcanzado.

En su opinión, se trata de una oferta que cumple con el compromiso adquirido por el Gobierno para encontrar una solución que mantenga la carga de trabajo en la zona, aunque ha recordado que el acuerdo final todavía está pendiente de ser ratificado por los trabajadores de ambas plantas.

No obstante, Blanco ha afirmado que este preacuerdo es el más "lógico". Por otro lado, los empleados afectados por el ERE podrían elegir entre la solución propuesta por el fondo suizo o por seguir adelante con el plan social propuesto por Alcoa que incluye prejubilaciones y recolocaciones.

EMPLEO GARANTIZADO DOS AÑOS

Aun así, todavía no han trascendido los detalles del plan inversor de Parter, aunque el Ministerio y la propia compañía han corroborado que el programa propuesto supone el mantenimiento de todo el empleo durante, al menos, los próximos dos años.

En este sentido, Blanco también ha apuntado que este compromiso de mantener el empleo es independiente del precio de la energía durante esos dos años, aunque ha explicado que el Gobierno "está trabajando de manera detallada y decisiva" para que las industrias electrointensivas tengan un precio competitivo similar al resto de países europeos.

Este preacuerdo se ha alcanzado dentro del proceso de venta contemplado en el acuerdo del ERE, por el que se abría un período para vender las plantas hasta el 30 de junio, momento a partir del cual se comenzarían a aplicar los despidos y se apagaría definitivamente la serie de electrólisis en ambas plantas.

CAUSAS DEL CIERRE

Alcoa anunció el 17 de octubre del año pasado el cierre definitivo de sus plantas en A Coruña y Avilés alegando una "improductividad" ocasionada por problemas estructurales como su "menor capacidad de producción, una tecnología menos eficiente y elevados costes fijos", unido al elevado precio de las materias primas y al coste de la energía.

No obstante, la multinacional recibió unos 1.000 millones de euros en los últimos diez años para rebajar los costes de su factura de la luz a través de subastas de interrumpibilidad, sistema por el que se paga a las empresas de gran consumo energético por su disposición a desconectarse en caso de necesidad para el sistema. Alcoa, que abarcaba aproximadamente el 30% de estas subastas, recibió solo el año pasado 90 millones de euros por este concepto.

A partir del anuncio del ERE, el Gobierno insistió en la necesidad de buscar a un inversor que se hiciera cargo de la actividad y de la carga de trabajo en ambas fábricas, lo que, junto con la presión de los comités de empresa y de los gobiernos autonómicos de Galicia y Asturias, se consiguió que la compañía retrasase en enero los despidos hasta finales de junio, por medio de la aplicación de un ERTE y con la paralización de las series de electrólisis con el objetivo de reconectarlas si se encontrase un inversor antes de julio.

EL COSTE DE RECONEXIÓN ES DE 40 MILLONES DE EUROS

El coste de esta reconexión, que asumiría la multinacional estadounidense, ascendería hasta los 40 millones de euros, un importe muy inferior a los 200 millones de euros previstos del cierre de las dos plantas y de los planes de prejubilaciones para la plantilla afectada por el ERE, por lo que el ahorro para Alcoa gracias a la búsqueda de un inversor se elevaría a 160 millones de euros.

A eso se suma la previsión de la compañía de incrementar su beneficio neto en una horquilla de entre 70 y 80 millones de dólares anuales (61,4 y 70,2 millones de euros) a partir del tercer trimestre del ejercicio 2019 a raíz de las medidas de reestructuración planteadas en ambas plantas.

EN ESPAÑA DESDE HACE 20 AÑOS

Alcoa desembarcó en España en el año 1998, tras la compra de la empresa pública Inespal por unos 370 millones de euros (63.450 millones de pesetas, por entonces), de los que la mitad fueron destinados a reducir la deuda de la compañía, que en ese momento ascendía a 30.900 millones de pesetas.

En su último ejercicio fiscal completo, Alcoa obtuvo un beneficio neto atribuido de 227 millones de dólares (199 millones de euros), cifra que representa un incremento del 4,6% en relación al resultado del año anterior. Las ventas sumaron un total de 13.403 millones de dólares (11.762 millones de euros), una mejora interanual del 15%.