Atlántico

ECONOMÍA

España abandona el proceso de la UE por déficit excesivo

Registró un total de 29.982 millones de euros en el pasado año, el equivalente al 2,48% del PIB

El comisario europeo de Economía y Finanzas, Pierre Moscovici, con la ministra Nadia Calviño.
El comisario europeo de Economía y Finanzas, Pierre Moscovici, con la ministra Nadia Calviño.
España abandona el proceso de la UE por déficit excesivo

El déficit público español cerró el pasado año 2018 en el 2,5% del PIB, según informó ayer Eurostat, con lo que España dejó atrás la barrera del 3% considerada excesiva y podrá salir del procedimiento por déficit de la Unión Europea este año, una vez que la Comisión Europea dé su visto bueno.
La oficina de estadística comunitaria confirmó que España llevó su desvío del 3,1 % en 2017 al 2,5% del PIB en 2018. Esta cota es inferior al 2,63% anunciado por el Gobierno el pasado marzo y al 2,7% que esperaba la Comisión, pero superior al objetivo oficial, que era rebajarlo al 2,2%. La reducción permitirá que España abandone el procedimiento por déficit excesivo en el que se encuentra inmersa desde 2009 y por el que la Comisión Europea estrecha la vigilancia económica sobre los países con un desvío superior al 3%.
Para decidir si España deja oficialmente el proceso, la Comisión tendrá en cuenta tanto el déficit de 2018 como la durabilidad de la corrección, para lo que se basará en sus nuevas previsiones macroeconómicas para 2019 y 2020, que presentará en mayo. Con estos datos, el Ejecutivo comunitario decidirá en junio, cuando publique sus recomendaciones anuales, si pide al Consejo que cierre el procedimiento por déficit excesivo. 
Las últimas previsiones de déficit de la Comisión, de noviembre, apuntaban a que España continuará reduciendo su desvío al 2,1% este año y al 1,9% el próximo.
"España sale del procedimiento de déficit excesivo y seguirá reduciendo (el) déficit en 2019", dijo la ministra española de Economía, Nadia Calviño, en Twitter tras conocer las cifras de Eurostat.

el “brazo preventivo"
Una vez fuera del procedimiento por déficit excesivo, España pasaría a estar en el denominado "brazo preventivo", que pone el foco en la corrección del déficit estructural y vigila también la deuda y el gasto público. El ministerio español de Hacienda precisó en un comunicado que el déficit público se situó en concreto en el 2,48% (29.982 millones de euros) y que, excluyendo la ayuda financiera, sería del 2,47%. 
La diferencia entre la cifra de Eurostat y el 2,63 % anunciado por el Gobierno en marzo se debe al ajuste contable realizado por la oficina comunitaria.
Por otra parte, también según Eurostat, España redujo su deuda pública un punto en 2018, hasta el 97,1% del PIB, lo que supone el mayor recorte registrado en un año desde 2014 y está en línea con la previsión del Gobierno, según Hacienda. El gasto público en España se situó en el 41,3 % en 2018, tres décimas más que en 2017, según Eurostat. El descenso del déficit y la deuda en España coincide con la tendencia registrada en el conjunto de la Unión Europea (UE) y en la eurozona, donde ambos indicadores cayeron en 2018, según los datos publicados este martes.
El déficit descendió al 0,6 en la UE y al 0,5% del PIB en la eurozona en 2018, tras situarse en el 1% en ambas zonas en 2017. Solo Rumanía (3%) y Chipre (4,8%) mantienen un déficit superior al 3%, mientras que España y Francia (ambas con el 2,5%) les siguen ya por debajo de esa cota.